Menú

Sara Pérez, de ser una niña prodigio en natación a triunfar en triatlón

Era una niña prodigio de la natación. Diploma olímpico en Atenas, lo cambió por el triatlón. Ha ganado, con 29 años, su primera carrera internacional.

0
El Primer Palo (17/04/17): Ultraligero-Sara Pérez El Primer Palo

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Era una niña prodigio de la natación. Diploma olímpico en Atenas, lo cambió por el triatlón. Ha ganado, con 29 años, su primera carrera internacional.
Sara Pérez en 2004 y en la actualidad. | Montaje

En 2004, Sara Pérez, fue séptima en el 4x100 de los Juegos Olímpicos de Atenas. Tenía 16 años y era una niña prodigio. "Eso decían", comenta mientras se ríe. Las crónicas de por aquel entonces hacían referencia a una joven con mucho talento y futuro en la natación. No se equivocaban porque fue diploma olímpico en Grecia pero el futuro de Sara no estaba en una piscina.

Tras ser campeona de Europa junior y campeona de España de natación, Sara entra en la universidad y decide dar un vuelco a su vida. Ordena sus prioridades y la natación no estaba entre ellas. "Todas las partes deportivas que me envolvían no estaban de acuerdo", explica sin dar más detallas. En el 2011 y tras estar establecida en la residencia Blume, en Madrid, decide cambiar la natación por el triatlón. "No tiene nada que ver la natación que hacía con la del triatlón. En aquella época nadaba 800 o 1500 metros y ahora lo tengo que tener más o menos controlado, no me gustaba nadar en aguas abiertas y me queda mucho por aprender todavía para desenvolverme con tanta gente a la vez. Tengo muchas carencias en ese aspecto", nos cuenta. La natación es el nexo común pero son "dos deportes muy distintos".

La pasada semana ganó la Copa de África, su primer título internacional a los 29 años. "Emoción y alegría sin acabar de creérmelo. No pensaba que pudiera ganar", asegura tras pasar primera por línea de meta en una hora y tres minutos.

Hablamos con Sara tras una sesión de entrenamiento. Nos cuenta que tampoco le dedica mucho tiempo al triatlón. Es más, asegura que es de las que "menos tiempo entrena, unas 17 horas a la semana". No es que vaya sobrada, es que Sara tiene que compaginar sus entrenamientos con su otro trabajo, dar clases de natación a niños pequeños y clases personales a adultos. Aun con este importante handicap, Sara ha vencido a deportistas más jóvenes, que se dedican al triatlón exclusivamente desde hace más tiempo. El caso de Sara Pérez es extraordinario y puede que hasta único. No habrá muchas deportistas que hayan sido diploma olímpico en un deporte y luego hayan triunfado a nivel internacional en otro totalmente diferente.

Puedes escuchar la entrevista a Sara aquí:

En Deportes

    0
    comentarios