Menú

Melo Imai, de estrella porno a volver a soñar con una medalla olímpica

Increíble la historia de esta japonesa. Participó en unos Juegos Olímpicos, los de Turín en 2006, en la modalidad de Snowboard, donde una caída terminó con sus ilusiones. Frustrada, se pasó al cine ‘X’, donde se convirtió en una estrella del porno en su país. Melo volvió a competir tras 11 años alejada de las pistas y logró ganar el campeonato nacional de Japón, pero finalmente se quedó sin plaza para PyeongChang.

Durísima infancia
1 / 11

Durísima infancia

Su infancia fue cruel. La separación de sus progenitores, el entrenamiento militar al que le sometió su propio padre, la violación que sufrió... marcaron su vida para siempre.

Estrella a los 18 años
2 / 11

Estrella a los 18 años

Con apenas 18 años, el prodigio japonés de los deportes de invierno participó en los Juegos Olímpicos de 2006 en Turín como una de las favoritas después de ganar el Mundial un año antes. 

Una caída acabó con su carrera
3 / 11

Una caída acabó con su carrera

Una caída durante la competición provocó que Melo quedase inconsciente. Tuvo que ser recogida en plena pista para ser trasladada a un hospital. Quedó última. Fue tal la presión a la que le sometió su padre, que el resultado en Turín la trastornó.  Devastada, sentía que su actuación había sido "la vergüenza de Japón" con la consecuente "pérdida del dinero de los contribuyentes", por lo que tomó una drástica decisión: retirarse.  

Así se sentía Melo tras su fracaso en los Juegos
4 / 11

Así se sentía Melo tras su fracaso en los Juegos

"Para muchos atletas, los Juegos Olímpicos es la cima de su carrera, pero para mí fue una pesadilla. Y no solo fue por la lesión. Toda la experiencia fue terrible. Antes de los Juegos tuve este miedo constante al fracaso, como un sentimiento de asfixia. Fue lo mismo a lo largo de mi carrera". El miedo al fracaso, la presión, la angustia de defraudar a su padre y a la vez entrenador, superó a Melo.

Más que un padre y entrenador... Melo fue criada por un sargento
5 / 11

Más que un padre y entrenador... Melo fue criada por un sargento

Su padre la empezó a entrenar a los siete años. En vez de un entrenador, fue un auténtico sargento de hierro. Su padre le obligó a renunciar a la escuela para poder dedicar todo el día a entrenar. Imai no disfrutaba del deporte que practicaba: "Sabía que si perdía mi padre se enfadaría. Además, no pude relacionarme con otras chicas de mi edad. Me prohibieron cualquier tipo de comportamiento que fuera femenino, como usar una falda o maquillarse. Yo ni me lo planteaba, sentía que no podía desobedecer a mi padre".

Demasiados golpes bajos
6 / 11

Demasiados golpes bajos

Tras su fracaso en los Juegos Olímpicos de Invierno, se casó y dio a luz a un niño. Sin embargo, se divorció años después. Un nuevo golpe que fue demasiado para Imai. 

Ejerció la prostitución
7 / 11

Ejerció la prostitución

Tras alejarse de su familia, trabajó como prostituta.

Posó para revistas pornográficas
8 / 11

Posó para revistas pornográficas

Poco a poco, Imai fue recuperando la autoestima.

Ganó el Campeonato de Japón de Snowboard
9 / 11

Ganó el Campeonato de Japón de Snowboard

Tras unos años dedicada en cuerpo y alma al mundo del porno, volvió a las pistas.11 años después del palo que se llevó en Turín, Imai llegó a ganar el Campeonato de Japón de Snowboard, fue en marzo del 2017. 

No pudo estar en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang
10 / 11

No pudo estar en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang

A pesar de que se propuso estar en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang, la nota en la prueba clasificatoria le dio la espalda.  Instagram

Recuperó la sonrisa
11 / 11

Recuperó la sonrisa

A pesar de no cumplir su objetivo de estar en los Juegos Olímpicos de PyeongChang y opta a ganar una medalla, Imai consiguió algo mucho más importante. Recuperó la sonrisa. "Estoy disfrutando de mi trabajo y vuelvo a hacer snowboard nuevamente. También ejerzo como entrenadora para otras personas, incluidos mis hijos. Quiero hacerlo como algo divertido, sin someterlos a ninguna presión: exactamente lo opuesto a cómo me enseñaron".

Temas

Recomendamos

0
comentarios