Menú

Patrick Reed, chico malo del golf y triunfador en Augusta

El estadounidense, de 27 años, es el segundo jugador más antipático del circuito según una encuesta anónima de la ESPN.

0
El estadounidense, de 27 años, es el segundo jugador más antipático del circuito según una encuesta anónima de la ESPN.
Patrick Reed, con la Chaqueta Verde como ganador del Masters de Augusta. | EFE

La Chaqueta Verde, la codiciada prenda que se otorga al ganador del Masters, tiene nuevo dueño. Se trata del estadounidense Patrick Reed, que este domingo conquistó el primer major de su carrera tras imponerse en el Augusta National con una tarjeta final de -15, con uno y dos golpes de ventaja sobre los también norteamericanos Rickie Fowler y Jordan Spieth, mientras que el español Jon Rahm terminó cuarto con -11. El de Barrica ponía fin a su segundo Masters demostrando que tal vez no esté demasiado lejano el día en el que ganará su primer grande.

Lo cierto es que muy pocos celebraron la victoria de Reed, que toma el relevo de Sergio García como ganador del Masters. Y es que este golfista de San Antonio (Texas), de 27 años y que lleva siete como profesional, es el jugador menos querido del circuito profesional junto a su compatriota Bubba Watson. Así se refleja en una encuesta anónima que la cadena ESPN realizó en 2015 entre varios golfistas profesionales, la mayoría de los cuales dijeron que Watson, dos veces campeón del Masters (2012 y 2014), es el jugador menos popular del PGA Tour. Justo por detrás de él aparecía Patrick Reed.

Su imagen de gordito bonachón para nada se corresponde con la realidad. Y es que Patrick Nathaniel Reed, apodado Capitán América, tiene fama de antipático, tramposo y polémico. Casado con su antigua caddie Justine Karain desde diciembre de 2012 y padre de una niña, Reed es un golfista con antecedentes policiales y que no se habla con sus progenitores.

Sus polémicas han sido constantes desde sus tiempos de estudiante. Aunque él dice que lo echaron de la Universidad de Georgia por beber alcohol, varias fuentes del equipo universitario de golf aseguran que Reed fue expulsado por hacer trampas en los exámenes y por robar a otros estudiantes. "No hay duda de que es un gran jugador, pero como persona no es alguien con quien nos queramos asociar. Por eso le echamos después de unos meses", ha asegurado un entrenador del equipo.

Como profesional ha protagonizado altercados con periodistas, compañeros y jueces. Y a nivel personal, le retiró la palabra a sus padres a los 22 años, cuando le dijeron que era demasiado joven para casarse: no les invitó a su boda y además hizo que fueran expulsados del US Open.

Admirador declarado de Tiger Woods, en cuyo honor suele jugar de rojo cada domingo, Patrick Reed se considera a sí mismo uno de los cinco mejores jugadores del mundo —desde esta semana es undécimo en el ránking, donde hasta ahora figuraba en el puesto 24—. Se trata también de un jugador clave en el equipo estadounidense de la Ryder Cup: ha dado siete puntos a los suyos en dos apariciones en la mayor competición golfística del mundo (2014 y 2016), protagonizando hace dos años un duelo memorable con el norirlandés Rory McIlroy en Hazeltine.

Ha logrado seis victorias como profesional, siendo sin duda el Masters la de mayor valor. Su triunfo en Augusta no ha caído demasiado bien ni en el circuito ni entre los aficionados, que se decantaban por otros jugadores con mayor carisma como Spieth, Fowler o incluso por el propio McIlroy, pese a no ser americano. Pero no todo en la vida es color de rosa: esta vez ha ganado el chico malo del golf, el antihéroe.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios