Menú

Se cumplen 60 años del Tour de Francia conquistado por Bahamontes

El Águila de Toledo, el primer español que triunfó en la ronda gala, recuerda aquella victoria histórica en declaraciones a Libertad Digital.

0
El Águila de Toledo, el primer español que triunfó en la ronda gala, recuerda aquella victoria histórica en declaraciones a Libertad Digital.
Bahamontes festeja en el Parque de los Príncipes su Tour de Francia | Cordon Press

18 de julio de 1959. Un día histórico para el ciclismo y el deporte español. En su edición número 46, el Tour de Francia veía cómo un corredor de nuestro país se imponía por primera vez en la ronda gala. Era Federico Martín Bahamontes (9 de julio de 1928, Toledo), el mejor escalador de la época. Ahora, 60 años después, el Águila de Toledo recuerda aquel mítico triunfo en declaraciones al Grupo Libertad Digital.

"Era la España cañí, como dice la canción. Fue un sueño para los españoles poder alzar la voz en Francia, los franceses tenían las orejas agachaditas. ¿Por qué? Porque las relaciones entre los dos países no eran buenas, estaban rotas", rememora Bahamontes, que a sus 91 años demuestra tener la cabeza en su sitio.

Era la España de la posguerra. Años difíciles para un país que intentaba levantarse después de haber vivido una guerra civil, y tras el alineamiento del régimen franquista con la Italia de Benito Mussolini y la Alemania nazi. Era la época en la que el presidente de Estados Unidos, Dwight E. Eisenhower, visitó España y Franco inauguró la Basilíca del Valle de los Caídos 20 años después del final de la guerra civil.

Nuestro país necesitaba un triunfo ante el mundo, y uno de ellos fue el de Bahamontes en el Tour. El deporte como nexo de una sociedad muy dividida en dos bandos. Fede, como le llamaba la prensa, fue recibido por Franco en el Palacio de El Pardo, y el Generalísimo le dijo en la recepción que tenía "que seguir poniendo la bandera española en las cumbres más altas". "Aquel día nos pusieron paella en platos de cartón y acudió hasta la Reina Fabiola de Bélgica", recuerda con aires de nostalgia.

Bahamontes, que también tiene en su palmarés seis maillots de lunares como rey de la montaña del Tour —sólo superado por el francés Richard Virenque, con siete—, quería hacer algo más en la Grande Boucle. Y lo consiguió. El 15 de julio de 1959 vistió por primera vez el amarillo en las carreteras francesas —en una etapa que acababa en Grenoble y que el Águila de Toledo ganó tras una larga escapada junto al luxemburgués Charly Gaul, el campeón de la edición de 1958—, y cuatro días después acabó luciendo el codiciado maillot en el podio final de los Campos Elíseos de París.

Había seguido Fede el consejo de su jefe y amigo Fausto Coppi, Il Campionissimo, que le había recomendado que se olvidara de la montaña y que se centrase en la general. "Era mi jefe. Por lo tanto gané montaña y general", relata Bahamontes en Libertad Digital.

1707-bahamontes2009.jpg
Federico Martín Bahamontes, en una imagen del año 2009. | Cordon Press

Un Federico Martín Bahamontes que llegaba al Tour del 59 tras haber superado una lesión en la rodilla. Llevaba más de 40 días sin competir, tras haber firmado una horrible Vuelta que era su objetivo y un tercer puesto en la Vuelta a Suiza. No era para nada el favorito en el Tour pero lo ganó. El Águila había competido por primera vez en la Grande Boucle en 1954 tras haber viajado al país vecino sin ropa. Y diez años después, en el 64, también rozó la victoria final, que acabaría siendo para otro monstruo de la historia del ciclismo como es Jacques Anquetil. El español, en cambio, tuvo que conformarse con el tercer puesto en la general y el maillot de la montaña.

Aquello fue el pasado, pero el Águila de Toledo demuestra estar bien informado cuando se trata de seguir el deporte de las ruedas. Recuerda que un español lleva diez años sin ganar el Tour —el último fue Alberto Contador en 2009, y desde entonces la mayoría de triunfos han sido para corredores británicos como Chris Froome, Bradley Wiggins o Geraint Thomas— y advierte que en carreras como la Grande Boucle "nunca hay favoritos". "Nadie es favorito hasta que no llega y cruza la línea de meta", concluyó Bahamontes, un ciclista de leyenda, en declaraciones a este periódico.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios