Menú

Mundial de Rugby: Homenaje de bronce para Nueva Zelanda tras arrollar a Gales

Nueva Zelanda se impuso con claridad (40-17) a Gales en un partido en el que los veteranos jugaron un papel fundamental.

0
Nueva Zelanda se impuso con claridad (40-17) a Gales en un partido en el que los veteranos jugaron un papel fundamental.
Nueva Zelanda se llevó el bronce Mundial | EFE

Aunque su plan original consistía en ser los últimos en subir, los All Blacks ya esperan en el podio de la Copa del Mundo de Rugby. Después de derrotar a Gales (40-17) en un partido con más tintes de homenaje que de lucha por el bronce, finalizan la competición entre los tres mejores.

Durante toda la semana, el encuentro se preveía emotivo. El último de los dos seleccionadores, Warren Gatland y Steve Hansen, dos de los hombres que durante una década han marcado el destino del rugby del Norte y el Sur (Gales logró tres Grand Slams con Gatland y Nueva Zelanda un Mundial con Hansen). También de Kieran Read. En su aparición 127, el capitán de la todavía vigente campeona del mundo tuvo el honor de dirigir el haka "Ka Mate", antes de liderar por última vez a su equipo. Junto a ellos, Ben Smith, Ryan Crotty, Matt Todd y Sonny Bill Williams también se despidieron del rugby internacional.

Sobre el terreno de juego, los All Blacks se impusieron gracias a seis ensayos, en una nueva gran actuación colectiva. Enfrente, el XV Dragón, muy lejos de su mejor versión en términos de intensidad, volvió a ser derrotado en la final de consolación. Lo más destacable para Gales, el hito marcado por Josh Adams, que superó a Shane Williams como máximo anotador de su selección en un Mundial, al lograr su séptimo ensayo del torneo.

Al final del partido, una medalla de bronce que sabe a muy poco para los tricampeones del mundo. Pequeño consuelo, tal vez acompañado de dudas en vista del juego mostrado por sus jugadores más veteranos, con pocas oportunidades durante el torneo. Por encima de todos, Ben Smith, no convocado para la semifinal frente a Inglaterra y principal protagonista de la victoria, autor dos ensayos de excepcional calidad. Ryan Crotty, que también descansó el pasado fin de semana, cuando Hansen mantuvo la confianza en la pareja de centros que hizo estragos en una desdibujada selección irlandesa, se inventó el quinto ensayo con Sonny Bill.

Sin duda, tras mes y medio de torneo y unas semifinales a todo o nada hace menos de una semana, el partido por el tercer y cuarto puesto conlleva unos niveles de presión y concentración, cuanto menos, diferentes. Un ambiente distinto que aprovecharon al máximo los All Blacks, heridos, para reivindicarse, liderados a ratos por un furioso Brodie Retallick, hoy con el resuello que no encontró en ningún momento frente a Inglaterra.

Séptimo podio mundial en nueve ediciones para Nueva Zelanda. Victoria clara, sin contemplaciones, sobre los actuales ganadores del Grand Slam del Seis Naciones. Manera más que honrosa de cerrar unos años de dominio absoluto del rugby mundial. De alguna manera, el fin del adiós del mejor equipo de la historia, que comenzó con las despedidas de Dan Carter y Richie McCaw y concluye con las de Kieran Read y Steve Hansen.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios