Menú

Thomas Bach y el COI, ante el coronavirus: "No se pueden posponer unos Juegos como si fuese un partido de fútbol"

Clamor mundial para que los JJOO de Tokio sean en 2021. Las primeras federaciones españolas que piden el aplazamiento, la de atletismo y fútbol.

0
Clamor mundial para que los JJOO de Tokio sean en 2021. Las primeras federaciones españolas que piden el aplazamiento, la de atletismo y fútbol.
Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional. | Cordon Press

El tiempo se le sigue echando encima tanto al Comité Olímpico Internacional (COI) como a las autoridades japonesas. El coronavirus continúa su propagación imparable por todo el mundo, lo que ha llevado a la cancelación o aplazamiento de los distintos eventos deportivos. Todos, salvo los Juegos Olímpicos de Tokio. Al menos de momento. Una cita que en principio debería celebrarse entre los próximos 24 de julio y 9 de agosto pero que, ante esta situación de alerta en todo el planeta por la pandemia global, seguramente tenga que verse retrasada.

Cada vez más voces piden ese aplazamiento de los JJOO de Tokio al año 2021, sino también federaciones deportivas de muchos países. Bajo la etiqueta #Tokio2021 (o #Tokyo2021 en su versión inglesa), el clamor mundial para la suspensión del evento es cada vez más notable.

En España ya son muchos los deportistas que están pidiendo que se retrasen los Juegos al considerar que no todos llegaran en las mismas condiciones a la cita olímpica, ya que en algunos países ahora mismo es imposible entrenarse con garantías. La actual campeona olímpica de bádminton, Carolina Marín; los marchadores Marta Pérez y Álvaro Pérez, la regatista Blanca Manchón o el triatleta Fernando Alarza son algunos de los deportistas españoles que han levantado la voz en contra de la disputa de los Juegos dentro de tan sólo cuatro meses.

En cuanto a federaciones, ya hay dos en España que piden ese aplazamiento. La primera en alzar la voz fue la de atletismo (RFEA), que preside Raúl Chapado, y pocos minutos después siguió sus pasos la de fútbol (RFEF), presidida por Luis Rubiales, en unos movimientos que la presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD), Irene Lozano, califica de "valiente". "La salud debe prevalecer por encima de cualquier otra cuestión", apunta en su cuenta oficial de Twitter la Federación Española de Fútbol:

Estados Unidos comienza a mostrar su preocupación, en el caso de su comité olímpico y paralímpico, y su rechazo, en una petición liderada por las federaciones de atletismo y natación. La fuerza que tiene el deporte estadounidense, además de las empresas que apoyan y sufragan los Juegos, podrían hacer mucha fuerza para cambiar la opinión del COI. También federaciones deportivas y comités olímpicos de países como Reino Unido, Francia, Alemania, Noruega, Australia o Brasil —por citar sólo algunos casos— exigen postergar los Juegos al año 2021.

Bach y el COI empiezan a ponerse nerviosos

Mientras tanto, el Comité Olímpico Internacional sigue sin dar su brazo a torcer, manteniendo de momento la fecha del 24 de julio como inicio de los Juegos de Tokio, con el argumento de que el aplazamiento de la cita supondría "destruir el sueño de muchísimos atletas de 206 comités nacionales".

Un día después de asegurar que estaban "considerando distintos escenarios" para los Juegos Olímpicos de Tokio, el presidente del COI, Thomas Bach, señalaba que gestionar la incertidumbre que existe sobre el evento no es fácil. "No se puede posponer como si fuese un partido de fútbol", apuntaba Bach en una entrevista con el medio de comunicación alemán SWR.

"Es difícil lidiar con esta inseguridad y aún más difícil con estas difíciles condiciones de entrenamiento que muchos sufren, pero la suspensión de los Juegos supone destruir el sueño olímpico de 11.000 deportistas de 206 comités nacionales y del equipo de refugiados del COI", dijo Bach. "Una cancelación de este tamaño sería la solución menos justa y creo que no se pueden posponer unos Juegos Olímpicos como si se tratase de un partido de fútbol de un fin de semana", añadió.

"Es una situación excepcional y no hay soluciones ideales", concluyó el dirigente.

Unas palabras que empiezan a carecer de sentido, habida cuenta de que el clamor por el aplazamiento de los Juegos es cada vez más encendido. El coronavirus y el reloj siguen corriendo en contra los intereses del COI y los organizadores japoneses, que siguen empeñados en celebrar la cita olímpica en las fechas previstas. De momento....

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios