Menú

Recomendaciones deportivas de LD durante la cuarentena por el coronavirus: 'Red Army' (XXXI)

Sergio Valentín continúa en LD su serie de recomendaciones de películas, series y documentales de temática deportiva durante la cuarentena.

0

Sería injusto resumir en cuatro o cinco párrafos el extraordinario trabajo que se ha realizado para construir Red Army, un documental que narra las distintas fases de la Unión Soviética a través de los ojos del equipo de hockey sobre hielo, conocido como el ejército rojo, el mejor conjunto de la historia. Logran, en algo menos de una hora y cuarto, una mezcla perfecta de deporte y política a través de imágenes, documentos y testimonios que detallan la crueldad del comunismo de la URSS.

En 1980 se celebraron los Juegos Olímpicos en Lake Placid, Nueva York. La final de Hockey sobre hielo la disputaban Estados Unidos, con un equipo joven lleno de universitarios y la Unión Sovietica, que había logrado el oro en los cuatro JJOO previos. David venció a Goliath por 4 a 3 y el partido pasó a la historia como "el milagro sobre hielo". La cuestión es que ese encuentro era mucho más. Unos meses antes la Unión Soviética invadía Afganistán y las relaciones entre los dos países eran ya tensas. En juego no había solo una medalla, sino la demostración de qué sistema era el correcto: capitalismo o comunismo. Para la Unión Sovietica el hockey sobre hielo no era un deporte, era propaganda. Querían demostrar que eran los mejores gracias al socialismo.

red-army-jovenes.jpg
El equipo del Red Army

Los jugadores rusos volvieron al país y descubrieron cuál era el castigo por deshonrar al país. Recluidos durante 11 meses al año, con cuatro entrenamientos al día, aislados sin poder ver a sus mujeres o despedirse de familiares que morían y con un solo teléfono para casi treinta personas. "Mi hija, cuando le preguntaba por su padre, no me señalaba. Señalaba una foto", cuenta uno. A pesar de que los métodos eran tiránicos, obtuvieron el resultado deseado al formar el equipo de "los cinco invencibles". Reinventaron el deporte, fusionando el talento y el trabajo en el hielo con técnicas de ajedrez y ballet, otras dos facetas en las que destacaban. Cuatro años más tarde, en los siguientes Juegos Olímpicos, lograron el oro.

He resumido una pequeña parte deportiva de un documental que va a terminar ya con Putin en el poder. Es un viaje largo que recorrerá la Guerra fría en sus distintas etapas y la caída de la URSS desde el testimonio de Slava Fetisov, el mejor jugador de aquel equipo y cuya historia es terrorífica y fascinante. La estrella del Red Army se rebeló ante su entrenador y ante todo el sistema soviético. Fue amenazado junto a su familia, sufrió palizas, fue señalado y marginado por abandonar el equipo. Muchos años después, con la caída del comunismo, fue nombrado ministro de deporte del país.

No podría decir qué parte es más interesante. Todas las fases lo son. La dureza de los primeros años o los últimos coletazos de una URSS cuando ya se tambaleaba. Los jugadores rusos, la mayoría, amaban a su país pero no a sus políticos. Cuando descubrieron la vida que había en Estados Unidos, todos quisieron irse. Desde 1989 se marcharon más de 500. Los primeros tuvieron que huir y cuando se dieron cuenta de que la imagen que daban al exterior era mala, la URSS negoció las salidas a cambio de un altísimo porcentaje del sueldo que iban a recibir. A Slava Fetisov le dejaron cobrar inicialmente un 10%. Rechazó todas las ofertas porque quería el 100%.

En Estados Unidos no gustó que jugaran rusos pero no hubo problemas en Canadá donde un equipo reunió a cinco rusos. En 1997 ganaron la Copa Stanley (la más prestigiosa) y consiguieron llevar el título a Moscú.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios