Menú

Kwiatkowski gana su primera etapa en el Tour de Francia y Roglic sigue líder

El polaco, excampeón del mundo, entró abrazado a su compañero Carapaz, con quien había protagonizado una larga escapada.

0
El polaco, excampeón del mundo, entró abrazado a su compañero Carapaz, con quien había protagonizado una larga escapada.
Michal Kwiatowski (d) celebra su victoria abrazado con Richard Carapaz. | EFE

El ciclista polaco Michal Kwiatkowski (Ineos Grenadiers) ha ganado la decimoctava etapa del Tour de Francia, disputada entre Méribel y La Roche-sur-Foron sobre 175 kilómetros, entrando abrazado a su compañero Richard Carapaz en un doblete desde la fuga, mientras que el esloveno Primoz Roglic (Jumbo-Visma) sigue firme vistiendo el amarillo.

Por tercera etapa consecutiva, Carapaz batalló por la victoria. Esta vez, no obstante, permitió que su compañero, el excampeón del mundo, fuera quien se llevara el triunfo. El ecuatoriano se lleva, eso sí, el maillot de la montaña. Quizá se merecía Carapaz ganar la etapa, por su insistencia en meterse día tras día en la fuga y por haberlo rozado anteriormente. Pero el ecuatoriano miró a la larga, le dijo a su compañero que ganara él, y seguro que se gana una baza, un escudero de lujo, para el futuro.

Además, igual que entraron juntos en meta, abrazados y celebrando su gran exhibición, subieron los dos al podio. El polaco como ganador y Carapaz con el maillot de topos rojos de nuevo líder de la montaña, tras sumar puntos y puntos en una jornada en la que la fuga se hizo pronto y que tuvo cinco cotas puntuables.

Un doblete con el que el Team Ineos Grenadiers se regala todo un lujo. Han sufrido mucho, seguro que habrán decepcionado a muchos, con el abandono tras hundirse de Egan Bernal, vigente campeón, y sin ser protagonistas. Pero han mutado y, con tesón, se llevarán esta etapa en la que descolgaron a Pello Bilbao (Bahrain-McLaren) o Marc Hirschi (Sunweb), entre otros.

En la lucha por la general, los españoles Mikel Landa (Bahrain-McLaren) y Enric Mas (Movistar Team) agitaron el grupo y lograron mejorar en la clasificación, pero el podio sigue inamovible y, Roglic, cuarto en meta, defenderá su triunfo final en la crono del sábado. Además, Roglic arañó un segundo en meta a todos sus rivales menos a Tadej Pogacar (UAE), que entró a su rueda, quinto, después de que Wout Van Aert defendiera al esprint la tercera plaza y los últimos segundos de bonificación para su líder Roglic, evitando que fueran para Pogacar.

Landa atacó a 35 kilómetros de meta, prácticamente al pie del Montée du Plateau des Glières (HC), pero nadie le siguió. No pudo Supermán López (Astana), ganador el miércoles de la etapa reina, ni Pogacar o Richie Porte (Trek).

Acabó de vuelta en el grupo de favoritos, llegando a tener unos 20 segundos de margen. En Glières, en lo alto, un tramo final de tierra con rampas trampa fue el escenario elegido por Pogacar para atacar. Porte pinchó, y trabajó fuerte —con ayuda puntual de dos gregarios de Roglic— para reengancharse y seguir cuarto en la general, tras Roglic, Pogacar (+57 segundos) y López (a 1:27).

Poco antes, Enric Mas (Movistar Team) fue el encargado de dejar al líder Roglic con sólo un compañero, Sepp Kuss. El español está yendo claramente a más, está valiente y con fuerzas, y su desgaste le valió para, como Landa, subir dos plazas en la general provisional. Landa es quinto y, Mas, sexto, ante el desfallecimiento de Adam Yates (Mitchelton-Scott) y Rigoberto Urán (EF).

Este viernes, una etapa llana de 166,5 kilómetros para que los velocistas se den un penúltimo festín, o para que se busquen la vida en una escapada aquellos aún necesitados de triunfos. Una etapa, eso sí, de cargar pilas para los de la general antes de la crono con subida final a La Planche des Belles Filles.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios