Menú

Matsuyama hace historia para el golf japonés al ganar el Masters de Augusta

El vasco, que acaba de ser padre, termina quinto con -6, a cuatro golpes del nipón.

0
El vasco, que acaba de ser padre, termina quinto con -6, a cuatro golpes del nipón.
Hideki Matsuyama, con la Chaqueta Verde y el trofeo que lo acreditan como campeón del Masters de Augusta. | EFE

El golfista Hideki Matsuyama es el primer japonés que gana un major al conquistar el Masters de Augusta, guardando en la última jornada la buena renta que logró el día anterior, mientras que el español Jon Rahm terminaba el torneo con su cuarto top 10 consecutivo.

Matsuyama se lanzó a por la Chaqueta Verde el sábado con una segunda vuelta espectacular, después del parón por la tormenta, y terminó con ella puesta de manos del número uno del mundo y campeón hace cinco meses, Dustin Johnson. El Masters volvió a abril, después de una edición pospuesta por la pandemia, y con algo de público. Así, los aficionados agasajaron al tímido jugador asiático en su camino al green del hoyo 18.

Matsuyama lo tenía hecho después de aguantar la poca persecución que podía tener el domingo: Justin Rose, Xander Schauffele, Marc Leishman y el debutante Will Zalatoris empezaban a cuatro golpes de la cabeza.

Schauffele fue quien más apretó, hasta ponerse a dos tras encadenar cuatro birdies en la segunda vuelta. Sin embargo, un triple bogey en el 16 le hundió y dejó vía libre al japonés, un jugador de quilates que dio quizá el paso esperado en su gran carrera. Matsuyama acusó la presión, con tres bogeys en los últimos cuatro hoyos, pero vivió de las rentas. Al final, el jugador asiático venció con un total de -10, un solo golpe mejor que Zalatoris, el novato capaz de ser el único en bajar del par todos los días, y dos que Schauffele y un Jordan Spieth que le faltó poco para volver por sus fueros.

Quinto, con -6 y a cuatro golpes de la cabeza, ha terminado un Jon Rahm que, después de tres jornadas en el par, terminó de despegar con un tremendo 66, cuatro birdies y un eagle. El golfista vasco, que fue padre el pasado 3 de abril, se quedó a gusto con su decimoquinta jornada seguida con par o mejor en Augusta, a una del récord de Tiger Woods.

También cerró satisfecho José María Olazábal, campeón en las ediciones de 1994 y 1999, al terminar con 75 golpes en la última jornada, a sus 55 años de edad.

En Deportes

    0
    comentarios