Menú

El final más cruel condena a España a pelear por el bronce tras caer frente a Serbia (9-10)

Un gol a falta de 25 segundos para el final dio el triunfo a los serbios en un vibrante partido.

0
Un gol a falta de 25 segundos para el final dio el triunfo a los serbios en un vibrante partido.
España no pudo con Serbia | EFE

Un gol a falta de veintiséis segundos para la conclusión del serbio Filip Filipovic condenó a la selección española de waterpolo a pelear por la medalla de bronce en los Juegos de Tokio, tras caer este viernes por 10-9 ante Serbia, en un choque de semifinales que dominó prácticamente en todo momento el equipo hispano.

Pero ni las paradas de Dani López Pinedo, de nuevo sensacional, ni el gran juego desplegado por los de David Martín durante todo el encuentro, impidió que el conjunto serbio, el vigente campeón olímpico, diera en los minutos finales la vuelta a los dos goles de ventaja (5-7) con los que España inició el último parcial.

Y eso que al equipo español le costó arrancar, incapaz como pedía en la previa Felipe Perrone de dotar del mayor ritmo posible al encuentro.

"Tenemos que lograr que el juego sea lo más dinámico posible", insistió una y otra vez en la previa el jugador español Felipe Perrone, consciente de que cuento más pausado fuese el partido más beneficiaría al conjunto balcánico.

Sin embargo, España, al menos en el primer cuarto, nunca logró dotar al juego del vértigo necesario para hacer sufrir a los fornidos jugadores serbios y cayó en un lentísimo juego estático que complicó notablemente las cosas tanto en ataque como en defensa a la selección española.

Si en ataque los de David Martín se toparon con un sobresaliente Branislav Mitrovic, que detuvo todos y cada uno de los lanzamientos que intento el conjunto español, en defensa en el momento en el que Dani López Pinedo no pudo dar réplica a su homólogo serbio llegó el despegue Balcánico en el marcador.

Dos goles en los instantes finales de Filip Filipovic y Andrija Prlainovic, que situaron a Serbia con una inquietante ventaja de dos tantos (2-0) a la conclusión del primer cuarto, marcador que pareció hacer reaccionar al conjunto español, que arranco el segundo período dispuesto a meter una marcha más al partido.

El cambio de ritmo no pudo sentar mejor al equipo español, que comenzó a hacer circular con más y más velocidad el balón, lo que le permitió no sólo ya forzar más exclusiones que en el primer parcial, sino ganar ese metro de ventaja para poder disparar.

Sin la presencia encima de los defensores serbios, a los que ya les costaba llegar más tapar los huecos generados por el equipo español, los jugadores de David Martín volvieron a mostrar el eficaz juego ofensivo que han desplegado durante todo el torneo olímpico.

Así en un visto y no visto el equipo español, liderado en ataque por Albeto Munarriz, no sólo logró enjugar su desventaja, sino ponerse por delante en el marcador (2-4) tras un parcial de 0-4 en los primeros seis minutos del segundo cuarto.

Pero si alguien pensaba que los serbios, los vigentes campeones olímpicos, iban a rendirse tan pronto, es que no conoce al competitivo conjunto de Dejan Savic, que logró reducir la renta española a tan sólo un gol (4-5) al llegar el descanso.

Un parón que pareció destensar a los jugadores españoles, que se volvieron a ver arrastrados en el tercer parcial que más conviene al conjunto balcánico.

Sin posibilidades de nadar el conjunto español pareció de nuevo quedar a merced de Serbia, pero ni mucho menos, ya que si los balcánicos pueden presumir de portería y cañoneros, también pueden hacerlo los de David Martín.

Con la portería blindada por un magnífico Dani López Pinedo la selección española no sólo impidió los intentos de igualada del equipo serbio, sino que logró dar otro estirón en el marcador (4-7) con dos soberbios latigazos de Álvaro Granados y Blai Mallarch.

Pero como siempre la alegría española quedó empañada por el ya clásico tanto de Serbia en los instantes finales de cada período y que permitió a los balcánicos entrar con vida (5-7) en el último y definitivo cuarto.

Ocho minutos finales en los que España, pese a un tanto de Blai Mallarach, vio como Serbia enjugaba definitivamente su desventaja para poner las tablas en el marcador (8-8) con un gol de Stefan Mitrovic a dos minutos par la conclusión.

Un duro golpe al que los españoles parecieron responder con el rápido tanto (8-9) de Roger Tahull, pero el partido ya estaba en territorio serbio, esos tensos minutos finales en los que también se mueven los balcánicos.

Tal y como volvieron a demostrar este viernes, eso sí, no sin un poco de fortuna, ya que tras igualar de nuevo la contienda (9-9), el larguero salvó a Serbia, tres repeler el disparo de Álvaro Granados a 50 segundos para el final, una suerte que no tuvo España que vio como Filipovic en la siguiente jugada estableció en 10-9 final.

La selección española se jugará el bronce el domingo ante Hungría, que perdió en la otra semifinal ante Grecia por 9-6.

Ficha técnica:

Serbia, 10: Branislav Mitrovic; Dedovic (-), Randelovic (-), Pijetlovic (-), Rasovic (2), Filipovic (2) y Prlainovic (1) -equipo inicial- Mandic (3), Lazic (-), Aleksic (-), Jaksic (1) y Stefan Mitrovic (1)

España, 9: López Pinedo; Munarriz (2), Granados (1), De Toro (-), Larumbre (-), Famera (-) y Perrone (1) -equipo inicial- Sanahuja (-), Fran Fernández (-), Tahull (2), Mallarach (2) y Bustos (1)

Parciales: 2-0, 2-5, 1-2 y 5-2

Árbitros: Adrian Alexandrescu (ROU) y Michiel Zwart (NED). Eliminaron a Randelovic, Pijetlovic y Prlainovic por Serbia; y a De Toro, Perrone y Bustos por España.

Incidencias: Segunda semifinal del torneo de waterpolo de los Juegos Olímpicos de Tokio disputado en el Centro Acuático Tatsumi.

0
comentarios

Servicios

  • Inversión
  • Seminario web
  • Radarbot
  • Historia