Menú

Martín di Nenno sufrió un accidente de coche en 2016 en el que se fracturó ambas piernas

Los médicos le aseguraron que no podía volver a pisar una pista. 5 años después, entró en la historia del pádel tras conseguir su primer Máster.

0
Los médicos le aseguraron que no podía volver a pisar una pista. 5 años después, entró en la historia del pádel tras conseguir su primer Máster.
Martin Di Nenno tras ganar en Barcelona. | World Padel Tour

El deporte es, sin lugar duda, una de las fuentes de motivación más grande que existe, sin importar la disciplina, de él manan historias que consiguen ponernos los pelos de punta, historias que nos permiten creer en la voluntad inalterable de un campeón, historias como la del jugador de pádel profesional Martín di Nenno.

En el año 2016, Martín tenía 19 años y era una promesa del pádel argentino, pero para entender mejor de quien estamos hablando, cabe mencionar que a los 15 años ya había ganado seis campeonatos mundiales, un auténtico fuera de serie. Y aunque en Argentina el pádel está a la orden del día, decidió venir a España, donde las oportunidades de crecer son mucho mayores.

Una noche de enero en 2016, Martín se encontraba en su tierra natal, Buenos Aires, cuando sufrió un terrible accidente de coche que se cobró la vida de dos de sus mejores amigos: Hernán Rodríguez y Elías Estrella. Este último, como él, aspiraba a gran estrella del pádel mundial. Di Nenno fue el único superviviente del accidente pero se fracturó el fémur derecho y la rótula izquierda. Estuvo 10 días en terapia intensiva y un mes en la cama sin poder caminar.

El mazazo fue tremendo para Martín, y eso lo hemos podido ver hoy cuando se ha proclamado campeón de uno de los torneos más importantes de la temporada, el Barcelona Mater, ya que inmediatamente después de ejecutar su volea de revés contra Juan Tello para finalizar el partido, se ha besado ambas piernas, las mismas que se fracturó 5 años atrás. En la entrevista del pospartido, una tímida frase entre llantos ha hecho que todo el Palau Sant Jordi le ovacionara: "Yo solo quería volver a jugar, no quería todo esto".

Di Nenno ha luchado por volver a jugar al más alto nivel, lo que ha significado atravesar un desierto durísimo de cinco años. Porque aquella noche en Buenos Aires ni siquiera sabía si podría volver a andar. Quizá por eso, las lágrimas le salieron como nunca antes junto a su compañero Paquito Navarro. "No sabia si la rehabilitación me iba a llevar un año o diez. Mi sueño era volver a jugar", contaba el argentino. Pasó por silla de ruedas, muletas y bastón. Le aseguraron que "no podía volver a jugar".

Ha sido un momento muy emotivo para el argentino de 24 años, pues pocos como él han pasado por situaciones similares: "En las finales anteriores me ponía muy nervioso, no es fácil. Tenía dentro muchas emociones. Haber ganado, además, ante Chingotto y Tello a los que conozco desde hace muchos años, lo hace un poco más especial", señaló Di Nenno. Mencionar que, la de este domingo, es la cuarta final a la que llega la pareja hispano-argentina.

Martín Di Nenno forma junto a Paquito Navarro, una de las parejas más competitivas de World Padel Tour, es uno de los jugadores más en forma en el drive (derecha) y nos tiene acostumbrados a devolver absolutamente todas las bolas que pasan a su alrededor. Sin asomo de duda, es una pareja que enciende cualquier estadio y merecen estar en lo más alto de la competición.

Hoy consigue la recompensa a todos los esfuerzo y malos momentos y, con una mirada al cielo, confirmaba la victoria con sus amigos.

En

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia