Menú

Mercedes C 63 AMG: sólo para conductores ambiciosos

Mercedes Benz presentará en el Salón de Ginebra un Clase C Edition 507, con un propulsor atmosférico V8 con 6,3 litros de cilindrada.

0
Mercedes Benz presentará en el Salón de Ginebra un Clase C Edition 507, con un propulsor atmosférico V8 con 6,3 litros de cilindrada.
Mercedes C 63 AMG

Queda claro que la principal novedad de este Mercedes C 63 AMG Edition 507 reside en las mejoras introducidas en su propulsor atmosférico con 8 cilindros en V y 6,3 litros de cubicaje, justo la misma mecánica que emplea el deportivo Mercedes SLS AMG.

Y precisamente de ese deportivo provienen las mejoras, pues ahora este Clase C incluye los pistones forjados, unas nuevas bielas y un cigüeñal más ligero que ayudan a reducir en tres kilos el peso de este magestuoso propulsor que suena de maravilla. Gracias a esta reducción de la masa en su motor y a una nueva electrónica, este propulsor incrementa sustancialmente su potencia en 50 CV hasta llegar a los mencionados 507, lo que son también 20 CV más que si elegimos el C 63 AMG con el paquete Performance Package AMG, el cual ya tiene un precio de nada menos que 8.965 euros, pero entre otras cosas elevaba su potencia hasta los 487 CV.

El par máximo de este V8 atmosférico también sale favorecido con estas mejoras, pues pasa de 600 a 610 Nm a 5.200 rpm. Gracias a todo ello, este deportivo mejora las prestaciones pues la berlina y el coupé se permiten el lujo de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 4,2 segundos, mientras que el familiar Estate lo realiza en 4,3 segundos. Esto supone una mejora de dos décimas respecto a los C 63 AMG de 457 CV y de una décima si hablamos de los Performance Package AMG de 487 CV. Además, la velocidad máxima de estos Edition 507 se limita electrónicamente a 280 km/h, cuando los normales vienen limitados a 250 km/h.

Estéticamente los C 63 AMG Edition 507 se diferencian gracias sobre todo a su capó delantero, el cual estrena dos pequeñas aberturas que ayudan a expulsar el aire caliente de su propulsor. También contarán con unas llantas de aleación forjadas con un diseño específico. Además, éstas pueden estar pintadas en negro mate o en color gris titanio. Los neumáticos delanteros son 235/35 R19, mientras que los traseros con 255/30 R19.

Su equipo de frenos también es específico en este C 63 AMG Edition 507 y está formado por unos discos de freno de material compuesto que son de 360 milímetros en el eje delantero. Los cuatro discos son ventilados y están perforados, además, son más resistentes y ligeros que unos discos de freno convencionales, por lo que también se reducen las masas no suspendidas. Delante equipa unas pinzas de freno de aluminio de seis pistones y de cuatro en el eje trasero. Todas ellas están pintadas en color rojo, otro detalle característico.

Este Edition 507 estará presente en el próximo Salón de Ginebra, que abrirá sus puertas el 5 de marzo. Aún no se sabe su fecha de lanzamiento definitiva ni su precio, pero será muy superior al del C 63 AMG a secas y con sólo 457 CV, el cual arranca en los 81.140 euros cuando hablamos de la carrocería de cuatro puertas, pues el coupé y el familiar incrementan el precio.

En Motor

    0
    comentarios