Menú

GMA T.50 Niki Lauda: una brutalidad lo mires por donde lo mires

Gordon Murray Automotive presenta su nuevo y exclusivo T.50 Niki Lauda, una criatura sencillamente impresionante.

0
Gordon Murray Automotive presenta su nuevo y exclusivo T.50 Niki Lauda, una criatura sencillamente impresionante.
GMA T.50 Niki Lauda

Para celebrar el cumpleaños del difunto Campeón del Mundo de Fórmula 1, Niki Lauda, Gordon Murray Automotive (GMA) ha presentado esta auténtica salvajada bajo el nombre de T.50 Niki Lauda. Está basado sobre el T.50 y entrará en producción en el año 2023, cuando GMA haya completado las 100 unidades de su modelo de calle (de este solo habrá 25 y costará cada uno 3.585.000 euros).

Semejante monstruo tiene que girar en torno a un motor a la altura, y este V12 atmosférico que hizo Cosworth para el T.50, es una auténtica bestia. En esta versión Niki Lauda, el motor ha sido debidamente optimizado para su uso en circuito, por lo que es capaz de generar ahora 725 CV de potencia y subir hasta las 12.100 rpm. A él se acopla una transmisión secuencial de seis relaciones que ha sido desarrollada por Xtrac.

Otro de los puntos vitales a la hora de construirlo ha sido el peso, y aquí la nota que hay que darles es de sobresaliente, pues el coche solo pesa 852 kilos, lo que son 134 menos que los T.50 corrientes, que ya son una bestialidad con 663 CV. Unido al peso tenemos el factor aerodinámico, un elemento que siempre ha caracterizado a los coches de Gordon Murray (fue quien hizo el maravilloso McLaren F1 en los años 90), por lo que en este no iba a ser una excepción. Gracias a su enorme ventilador posterior de 400 milímetros (succiona aire de los bajos para generar más carga aerodinámica), su alerón trasero, su difusor de gran tamaño o el splitter delantero, el coche es capaz de generar una carga aerodinámica de nada menos que 1.500 kilos, que podrían ser 1.900, pero GMA lo ha limitado para que no afecte a su conducción. Esto puede no parecer gran cosa, pero tenemos que tener en cuenta que el coche pesa 852 kilos, por lo que tener prácticamente el doble de peso empujándonos hacia abajo, es sencillamente impresionante.

Para finalizar, el interior termina de dejarnos claro que es un coche de circuito (será exclusivo para ello), pues su posición de conducción central, ya vista en el McLaren F1, es de lo más atractiva. El asiento central del conductor es de competición y tiene su estructura en fibra de carbono, además de unos arneses de seis puntos. A la izquierda del piloto hay otro asiento para un acompañante, como pasa en el T.50 de calle, pero el de la parte derecha desaparece para hacer hueco a elementos como un sistema de extinción de incendios, entre otras cosas.

Más información, fotos y vídeos del GMA T.50 Niki Lauda.

En Motor

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD