Menú

Bentley Bentayga S: lujo en un envoltorio deportivo

Bentley tiene un nuevo miembro en la familia Bentayga; se trata del Bentayga S, que se une a los ya ofrecidos V8, híbrido enchufable, W12 y Speed.

0
Bentley tiene un nuevo miembro en la familia Bentayga; se trata del Bentayga S, que se une a los ya ofrecidos V8, híbrido enchufable, W12 y Speed.
Bentley Bentayga S

Como todo coche con la firma de Bentley, el Bentayga es puro lujo, siendo este el principal pilar sobre el que se sustenta el modelo. Sin embargo, el lujo y la deportividad no tienen por que ser antagonistas, como bien demuestra este nuevo Bentayga S.

Lo cierto es que las mejoras que trae esta nueva versión son más estéticas que otra cosa, pero sí que esconde algún truquillo bajo la manga para que las sensaciones se correspondan más con la nueva imagen. En el apartado visual, el Bentayga S cuenta con unos pilotos oscurecidos, detalles en negro brillante, un alerón posterior que crece en tamaño para mejorar la estabilidad, un sistema de sonido que promete mejorar el ruido del motor o las gigantescas llantas de 22 pulgadas, las cuales pueden elegirse en tres acabados distintos.

Los cambios interiores siguen la misma línea que los externos, con la deportividad como idea, pero sin olvidarse del lujo y el confort, que son los elementos que caracterizan todo Bentley. De esta manera, el habitáculo se cubre en Alcantara casi por completo: asientos, volante, selector del cambio o incluso el techo. También destacan en este interior los logos ‘S’ bordados en los reposacabezas, las molduras especiales, los umbrales de las puertas iluminados o el cuadro de instrumentos digital, que se toma prestado directamente del Bentayga Speed.

Lo que no cambia es lo que esconde bajo el capó, pues el Bentayga S trae un motor V8 biturbo de 4 litros que es el mismo que encontramos en el modelo corriente. Esto signfica que, a pesar de ser un Bentayga S, tiene los mismos 550 CV de potencia y 770 Nm de par motor que el Bentayga V8. Entonces, ¿no vamos a notar nada en cuanto a su conducción? Pues bien, Bentley se ha guardado algún truquillo para el final, como por ejemplo el sistema de barras estabilizadoras activo que tiene el Bentayga S, capaz de reaccionar en menos de un segundo, haciendo que el balanceo en curva sea menos pronunciado y, por tanto, que podamos pasar a una mayor velocidad por la misma. También se le ha recalibrado el sistema de vectorización del par, así como el modo Sport, que ofrece unas mejores sensaciones en la dirección. El balance de la suspensión se ha retocado también para reducir la inclinación de la carrocería, todo ello gracias a una amortiguación neumática que se endurece en un 15%.

Con todo esto, el Bentayga S es capaz de hacer el 0 a 100 en 4,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 290 km/h. Esto se logra, además de por toda su potencia, gracias a su caja de cambios automática de ocho velocidades y a su sistema de tracción total de serie, que se encarga de enviar todos los caballos al asfalto de manera uniforme y precisa.

Más información, detalles y fotos del Bentley Bentayga S.

En Motor

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD