Menú

Carlos Sainz, aclamado en Madrid tras ganar su cuarto Dakar: "Ha sido el más duro de todos"

"Cuanto más veterano eres, más lo disfrutas. Y esta victoria tiene un valor muy, muy especial", dice el piloto español.

"Cuanto más veterano eres, más lo disfrutas. Y esta victoria tiene un valor muy, muy especial", dice el piloto español.
Carlos Sainz, junto a Lucas Cruz tras ganar por cuarta vez el Rally Dakar. | EFE

Carlos Sainz derrocha felicidad tras haber ganado por cuarta vez el Rally Dakar, el raid más duro del mundo. El piloto madrileño, de 61 años, y su copiloto, Lucas Cruz, han llegado este sábado a Madrid con el trofeo bajo el brazo: ambos han sido aclamados por una muchedumbre en el Adolfo Suárez Madrid-Barajas y posteriormente ofrecían una rueda de prensa en una evento de celebración en el Audi Center Madrid Norte (en La Moraleja), 24 horas después de ganar por cuarta vez el Dakar.

Esta edición de 2024, ha dicho Sainz, "era la última bala" para dar a Audi un triunfo de "valentía" en la clasificación general por ir a ganar "con este concepto de coche", siendo el primer híbrido que lo consigue. "Ha terminado muy bien, sabíamos que era la última bala que teníamos para poder dar a Audi esta victoria. Es un triunfo que, aunque sólo sea por la valentía de tratar de ganar el Dakar con este concepto de coche, Audi se merecía. Hemos tenido la suerte de dedicarle a Audi un hito en esta competición", destacaba el madrileño en la rueda de prensa.

"Este año ha sido muy diferente al año pasado a estar alturas, cuando volvíamos del Dakar muy decepcionados y con una lesión. Ha habido un año de por medio, en el que lo primero era recuperar la lesión, analizar qué había fallado y qué se podía hacer con respeto al año anterior", decía Carlos en referencia a las dos vértebras que se fracturó en la edición de 2023.

En este contexto, Sainz resumía sus sensaciones para un Dakar 2024 que no pintaba favorable al inicio. "Los tests previos fueron bien, pero en la Baja Aragón y en Marruecos no fue bien. Así que afrontábamos este Dakar con un pelín de preocupación", confesaba. "Ha sido un Dakar, desde que estamos en Arabia... el más duro. Cada día era un drama, en cuanto a historias, en cuanto a los grupos de favoritos, etcétera", prosiguió Sainz. "Ha sido una carrera en la que ha habido que mezclar mucha velocidad y algo de estrategia. En ese sentido, quiero dar las gracias en especial a Lucas por su excelente trabajo", añadía.

El piloto madrileño apunta que en el Dakar "se conduce cien por cien a la improvisación" y que "se conduce a vista". "Salvo notas muy específicas, el 99,9% del Dakar es conducción a vista; y a veces la vista te juega malas pasadas", explicó durante la rueda de prensa organizada por Audi. "Me he sentido muy apoyado y muy arropado. Este año ese ejercicio desde Audi España tuvo una repercusión brutal y demuestra que la gente se mueve, que está atenta, y claro que nos ha cargado de energía positiva. Este coche se mueve por energía y desde luego eso nos la dio", afirmaba el Matador.

Campeón sin ganar ninguna etapa

Respecto a quedar campeón este 2024 sin haber ganado etapa alguna, el madrileño resta importancia a este hecho: "Es anecdótico, por suerte". "Mira, el primer día veníamos para ganar la etapa y tuvimos tres pinchazos. Ese día pensamos los dos que habíamos perdido 15 o 20 minutos", remarcaba en compañía de su habitual copiloto en el Dakar, Lucas Cruz.

"Cuando hemos corrido, hemos corrido de verdad. Y mucho. Al final hemos estado abriendo carrera también, aun saliendo segundos", comentaba el piloto. "Tampoco es tan importante ganar etapas, para así no tener que ir abriendo carrera", afirmaba un Carlos Sainz siempre precavido. "Hasta que no cruzas la meta, no puedes cantar victoria. Y eso lo sabemos por activa y por pasiva", insistió antes de hablar sobre su forma física.

"No soy Superman; mucha ilusión, respeto y humildad"

"Después de lo que había sucedido el año pasado, sabía que este año tenía que prepararme a tope. Me he preparado con mucha ilusión y muchas ganas, respetando la carrera, y me he preparado más que nunca. Ni soy Superman ni hay nada especial; hay mucha ilusión, mucho respeto y mucha humildad. Cada año tienes que trabajar mas porque tienes más edad", dijo.

"El objetivo era divertirnos y creo que eso ha sido la clave. Al final, se trataba de no sobretraccionar; y el día que era malo, pues que fuese lo menos malo posible", relataba sobre un Dakar 2024 muy exigente. "La cantidad de piedras, el eslalon que hemos ido haciendo... La carcasa no era lo suficientemente robusta", recordaba el piloto madrileño. "No sé si hemos tenido 15 o 20 pinchazos... Ha habido dos días que se nos han acabado las ruedas. Este año por los pinchazos y la dureza en las piedras, nunca habíamos hecho un Dakar así", reiteraba un Sainz que levantó en el podio de Yanbu (Arabia Saudí) su cuarto Touareg.

Además, alabó efusivamente a su copiloto, Lucas Cruz. "Lucas ha hecho un Dakar no excelente, sino el mejor que ha hecho conmigo, de largo. Es el Dakar en el que más me ha regañado", bromeó. No hemos ganado cuatro dakares por suerte; detrás hay trabajo, hay confianza... Y además él es un hombre muy tranquilo, que ante los problemas reacciona con calma. Este Dakar, sin él, estoy seguro que no lo habría podido ganar", finalizaba.

Temas

En Motor

    0
    comentarios