Menú

Adrian Newey, el genio detrás de Verstappen

Adrian Newey, clave en el éxito de Red Bull
Adrian Newey, clave en el éxito de Red Bull | Agencias

Adrian Newey es el director técnico de Red Bull, aunque en esencia es mucho más. Es el genio que siempre sabe ver más allá de las normas técnicas, que ve más allá de la aerodinámica obvia e inventa coches que pasarán a la historia por su innovación.

Formó parte del equipo técnico de Williams cuando Ayrton Senna encaró fatalmente Tamburello, desde muy pequeño se tiraba al suelo para ayudar a su padre a arreglar los coches que le llegaban a casa y nunca ha perdido su forma de trabajar e inspirarse, su lápiz sigue siendo su musa.

Sebastian Vettel, cuatro veces campeón del mundo con Red Bull, le debe haber hecho uno de los coches más eficientes en aerodinámica gracias al ingenio que supusieron los difusores soplados. Y ahora Verstappen que ya lleva dos coronas de F1, tiene entre sus manos un coche revolucionario sobre todo si analizamos la velocidad punta que ha logrado gracias al innovador sistema de suspensión trasera y de aerodinámica en la parte posterior del monoplaza del toro.

Este año, desde que precisamente este sistema de suspensiones empezó a funcionar bien, desde que los ingenieros que trabajan con Newey lo entendieron y los hicieron funcionar, Max Verstappen no ha tenido rival, ni en clasificación, ni en carrera. El piloto neerlandés consiguió el campeonato cinco grandes premios antes del final de la temporada. También han conseguido el de constructores antes de cerrar el año y ha hecho que Verstappen haya entrado en el libro de los récords tras batir el número de victorias logradas en una temporada, 14, que hasta ahora estaban en manos de una tal Michael Schumacher y Sebastian Vettel.

Ha sido el equipo que menos ha sufrido el, mil veces nombrado esta temporada, efecto purposing, o rebote excesivo del monoplaza. No ha dejado de ganar desde que volvieron de las vacaciones de verano y , después de andar perdidos en la era híbrida en que Mercedes no dio opciones, han vuelto y da la sensación que para quedarse. Habrá que ver si las modificaciones y las evoluciones de Adrian son suficientes para reeditar la época de Vettel con Red Bull y hacer al pupilo de Helmut Marko, al menos, en tetracampeón.

Temas

Herramientas