Menú

Alemania nos brinda un nuevo triplete del motoclismo español

3

Después de la exhibición de los nuestros en el Gran Premio de Italia, los pilotos españoles han vuelto a repetir la gesta y se han impuesto en el GP de Alemania en las tres categorías. Unas carreras, las vividas en Sachsering, que han brillado por la emoción, el espectáculo y la lucha mantenida en pista entre los pilotos. Desde la ajustadísima victoria de Héctor Faubel en el octavo de litro al regreso de Dani Pedrosa a lo más alto del podio de la categoría reina, pasando por la gran carrera de Marc Márquez en Moto2.

Un festival español en el que no podemos olvidar ni a Maverick Viñales, que fue tercero en 125cc, ni a Jorge Lorenzo. El mallorquín protagonizó uno de los adelantamientos más espectaculares de los últimos tiempos que demuestra porqué el balear es campeón del mundo, y además, pone sobre aviso al todavía líder de la categoría, Casey Stoner. Seguro que el australiano aún está pensando y repasando cómo Lorenzo fue capaz de recuperar la ventaja que le llevaba a dos curvas para el final y rebasarle a unos metros de la meta. El movimiento de cabeza de Stoner al cruzar la meta lo decía todo: se había dejado robar la cartera y todavía no sabía en qué momento había cedido lo suficiente como para que le hicieran tan magistral jugarreta.

Mucho enfado en la cara del piloto de Honda, que no tuvo un buen día, mientras que Pedrosa, su compañero de equipo, recién salido de una doble operación de clavícula, se imponía con superioridad y su máximo perseguidor en la general también conseguía mejor resultado a pesar de que había sido el oceánico quien había marcado la pole el día anterior. Demasiada presión para un hombre que ha demostrado que su peor enemigo es él mismo. No sirve de nada culpar al equipo por un error en las presiones de los neumáticos, como ya hizo en Mugello, o asegurar que la puesta a punto no estaba lo suficientemente afinada. Demasiadas excusas para todo un campeón del mundo que aspira a su título en el último año de las 800cc.

Pero hablemos de los verdaderos protagonistas. Hablemos de Faubel, que se ha reencontrado con la victoria cuatro años después y tras el doloroso descenso de Moto2 al octavo litro. Hablemos también de las maneras de campeón que está demostrando Marc Márquez, que tras un duro inicio de temporada parece haberle cogido la medida a las cuatro tiempos. El catalán ha firmado su cuarta victoria –tercera consecutiva– y ha demostrado que, independientemente de que consiga ganar o no el Mundial, es sin duda el mayor activo para el futuro que tiene el motociclismo español.

Y llegamos a quien merece todos los aplausos y el reconocimiento en Alemania. Hablemos del pundonor demostrado por Dani Pedrosa en uno de sus circuitos talismanes. Tras el duro golpe que supuso su caída y la consecuente lesión en un año que parecía el suyo, el de Castellar del Vallés ha querido demostrar que, de no haber sido por el injusto destino acaecido en Le Mans, él también estaría luchando con Lorenzo y Stoner por el Mundial de MotoGP. Está claro que su fragilidad ante las caídas no le impide seguir siendo ese piloto fino en la trazada y contundente en el ritmo vuelta a vuelta.

¡Qué bonito habría sido ver a los tres luchar codo a codo! ¡Y qué bonito habría sido también incorporar a esa lucha a Valentino Rossi con la Ducati! El italiano está viviendo su peor temporada y, cuando ya se ha disputado la mitad de las pruebas del campeonato, todavía sigue sin saber qué hacer con una moto que no le deja ser el auténtico Valentino y que le está haciendo sufrir más que ninguna otra compañera de viaje. En Alemania no sólo fue superado por un sensacional Álvaro Bautista, que fue séptimo, sino lo que es peor, por su compañero de equipo Nicky Hayden. Un varapalo para Rossi que, tras probar sin éxito piezas de la futura 1000cc, ha decidido volver a la moto con la que empezó el campeonato, lo que demuestra que está más perdido que en un desierto donde está empezando a dudar que haya algo de agua.

Tanto 125cc como Moto2 se van de vacaciones hasta mediados de agosto y a lo chicos grandes todavía les queda superar el mítico circuito de Laguna Seca antes de disfrutar del descanso estival. Una prueba perfecta que reúne todas las características para no aburrirse. La espectacularidad de su trazado y su entorno son garantía de éxito. Un éxito que los nuestros pueden acrecentar con sólo repetir los resultados conseguidos en Alemania.

Temas

3
comentarios
1 euribiades, día

Ha sido todo un espectáculo.

2 lumastur, día

Un triplete más... Y van once! A solo tres de los italianos. La llegada del 125 no sé si se habrá dado nunca, al menos yo no recuerdo que nunca la foto-finish no haya decidido el vencedor y se haya dado un empate con decisión por la vuelta más rapida en carrera de los dos en litigio. Márquez está exultante y le ha ganado la partida a Brdl, su máximo rival para el mundial, o sea, miel sobre hojuelas. Son 47 puntos pero hay tiempo y carreras. Moto GP no ha estado tan entretenido, aunque ese final de Lorenzo hs sido magistral, digno del "Doctor", por como recuperó el espacio perdido y por el golpe moral que le da a Stoner. Muy bien Pedrosa, ganó con soltura y marcó la vuelta más rápida y nuevo record de pista, creo. Ya le hacía falta. Saludos.

3 Hernandeath, día

Rossi: el mejor piloto de todos los tiempos con muy pocas dudas. Aunque sería estúpido no ver que el material del que disponía cuando ganaba daba la talla. Evidente, pero no para él que creyó poder ganar con cualquier cosa. Aunque ciertamente ya no estaba tan seguro cuando levantó el muro con Lorenzo. Es mi tema recurrente: no me explico como la prepotencia que ha hecho de Alonso un personaje odiado entre cierta gente se obvie en Rossi cuando es infinitamente mayor.

Herramientas