Menú

Carlos Sainz cumple su sueño en Mónaco

0
Agencias
Agencias

Después de no poder disfrutar de su último podio en la F1 en Brasil 2019, cuando quedó tercero gracias a una sanción a Lewis Hamilton, Carlos Sainz se ha resarcido de lo lindo en el podio más prestigioso de la categoría, Mónaco. Es el mejor resultado del piloto español y el primero podio con Ferrari en un fin de semana perfecto en el que ha marcado de morado el crono en cada una de las sesiones de entrenamientos y de calificación.

Carlos no ha cometido ni un solo error en un trazado delicado y muy de piloto en donde Sainz ha podido sacarle el máximo rendimiento a su pasado en el karting, de ahí su gran confianza durante todo el fin de semana. La cercanía de las protecciones, la estrechez de la pista han puesto en valor al Ferrari, que ha demostrado un gran rendimiento aerodinámico y de chasis y ha escondido su mayor defecto, la falta de potencia respecto a Red Bull y Mercedes.

Si bien es cierto que la suerte ha estado del lado del madrileño después de que su compañero de equipo no pudiera tomar parte de la carrera pese a ser la pole, y que Bottas tuviera que abandonar en pleno box por una rueda que no salía, la segunda posición de Sainz no ha sorprendido a nadie. Sainz ha dejado de ser una promesa, un segundón y este domingo ha recogido el fruto de su trabajo, de piloto sí, pero también de preparador incansable y comprometido. Ferrari ha vuelto al podio y lo ha hecho gracias a un español, un joven que ha sido la sombra de Fernando Alonso, que ha acaparado las dudas y reproches por ser el hijo del padre, del gran Carlos Sainz, pero Carlos Sainz ya tiene entidad propia, galones propios. Y todo con una humildad que sorprende en un deporte donde el ego es lo fácil y lo habitual.

Ojala que lo visto en las calles del Principado se repitiera cada domingo, pero es soñar demasiado. Ojo que se repitiera el podio, no la carrera, que ha sido más soporífera de lo normal, sin adelantamientos en pista, sin coche de seguridad, ni lluvia, ni salidas, nada de nada. Hay vida más allá de Mercedes y Mónaco nos ha permitido celebrar con otros colores, con otros himnos, tanto que la victoria de Max Verstappen le han permitido al hombre de Red Bull ser el nuevo líder de la F1 por delante de Hamilton. El piloto inglés se desesperaba en carrera por no poder adelantar en pista, su tono no era nuevo ya que ya había mostrado su decepción con el equipo al que no ha tardado en recriminar sus fallos a la hora de plantear el gran premio. Carrera aburrida y podio emocionante, con un hombre Carlos Sainz que nos ha devuelto la ilusión en este deporte, este podría ser el resumen de un gran premio. Y me permito una licencia para terminar, después de la Liga lograda este fin de semana por el Atlético de Madrid y el podio de Sainz en Mónaco, Madrid sigue estando de moda, sigue siendo un referente se mire por donde se mire. Felicidades a ambos.

Herramientas