Menú

El Mundial de F1 está de vuelta

1

Arrancan los motores de la Fórmula 1, se apagan los semáforos para los pilotos y escuderías, cuenta atrás para el inicio del circo de la F1... Elijan ustedes el lugar común que más les guste, pero elijan el que elijan lo cierto es que dentro de una semana comienza el Mundial. Siete días de muchos nervios, incertidumbres y más dudas de las deseadas en algunos equipos. Siete días para el día de la verdad. Siete días y por qué no, siete preguntas que sólo el paso de la temporada podrá contestar.

La primera pregunta es dónde estará Ferrari en el primer gran premio en Australia. Los test de pretemporada han dejado muchas dudas y sembrado cierto pesimismo en la casa de Maranello. Desde Stefano Domicali, director deportivo de la marca, hasta Pat Fry, director técnico del equipo, han manifestado sin reparos que el rendimiento del coche no es el esperado.

Mientras que al primero no lo le gusta de qué manera ha nacido el F2012, el segundo ha descartado el podio en la primera prueba del Mundial. El compromiso era crear un coche extremo para rebajar las diferencias con Red Bull pero los avances necesitan más pruebas, más tiempos y es eso es, precisamente, de lo que no disponen en el equipo italiano. En Maranello trabajan a destajo en una evolución del coche inicial. La verdad es que no me extraña que Domicali esté disgustado por cómo ha nacido el monoplaza, todavía no se ha estrenado y ya ha sido necesaria una evolución.

Pero, ... y formulo una nueva pregunta ¿En la F1 es todo como parece? El propio equipo Red Bull ha hecho algo similar. Rodaron en Jerez y en el primer test en Montmeló con un coche y presentaron una evolución del mismo con un nuevo chasis en el que se integraban las evoluciones. Aunque lo cierto es que Red Bull se vio forzado a rediseñar el coche después de que la FIA les informase que el sistema de escapes diseñado por Adrian Newey incumplía la nueva normativa referida a la prohibición de los difusores soplados.

Lo que nos lleva a formular una tercera pregunta, ¿Podrá Red Bull mantener su nivel de los últimos años? De momento las distancias entre los equipos parecen que se han reducido. El cambio en el reglamento ha dolido mucho en el garaje austriaco y aunque siguen siendo la referencia en el paddock, parece que su liderazgo no es ya tan apabullante.

Sigamos, cuarta pregunta. ¿Dónde está McLaren? Me refiero a que hemos sabido poco de ellos durante la pretemporada. Tanto Lewis Hamilton como Jenson Button han pasado desapercibidos en los primeros test. Sorprendieron con un coche que es una clara evolución del monoplaza de la temporada pasada y sin el morro de pato, o a dos alturas, que visten las mayoría de los coches. Tanto silencio puede, o dar mucho miedo o significar que tampoco en McLaren tienen las cosas claras. Quizás sea parte de su estrategia pero Cristian Horner el jefe del muro de Red Bull les ve como a los rivales más fuertes.

La quinta pregunta ha quedado contestada antes de iniciarse el Mundial. Desde que Valencia y Montmeló manifestarán sus problemas económicos me preguntaba si este año sería el último que España celebraba dos grandes premios de la F1, algo, que por cierto, no hace ningún otro país. La respuesta me la dio el propio jefe de la F1, Bernie Ecclestone. A partir del próximo año el circuito urbano de la ciudad del Turia se alternará con el trazado catalán en la organización del gran premio de España. Los recortes ya están aquí y la Fórmula 1 no iba a ser menos.

Sólo quedan dos preguntas, aunque me asaltan muchas más. No puedo dejar de preguntarme por las demás escuderías. Por quién será el cuarto equipo en discordia. Parece que Lotus y Mercedes pueden ser dignos adversarios. Además, cuentan en sus garajes con dos pilotos reconocidos. Por un lado, Kimi Raikkonen, que ha vuelto después de su incursión en el mundo de los rallies con ganas de demostrar que está al mismo nivel. Mientras, en Mercedes apuestan un año más por Michael Schumacher con ganas de volver a lo más alto del cajón.

... Y aunque la nueva normativa me genera más de un duda, la última pregunta me gustaría dedicársela a otro piloto que vuelve a los circuitos. Efectivamente, Pedro Martínez de la Rosa disputará de nuevo el Mundial, esta a vez a los mando de un HRT. En la escudería española han vuelto a demostrar su capacidad de trabajo y esfuerzo y estarán el próximo domingo en Melbourne. Las opciones, estar, al menos, por delante de la escudería inglesa Marussia, donde, por ciento, han fichado como piloto probador a María de Villota. Un nuevo español y de momento la única mujer en el palmarés de pilotos oficiales del Mundial.

En fin...lo mejor es que sólo quedan siete días para disipar estas y otras muchas interrogantes. Y lo más importante, sólo queda una semana para volver a disfrutar los domingos con las carreras. ¡Bendita Temporada!

1
comentarios
1 FILI, día

Nueva temporada, nuevas perspectivas y grandes esperanzas..., esto es lo que debería ser el lema para el comienzo de una temporada de todos y cada uno de los equipos que participan en el mundial de F1, pero por desgracia no es así. Vemos la desesperación de los equipos intentan buscar una décima de donde no la hay, que buscan en el baúl de los recuerdos una solución para tener un coche con garantías y que haga lo que los pilotos parece que no saben y que no es otra cosa que pilotar. Hace 20 años, era el piloto quien se imponía a la máquina, había coches con innovadoras soluciones técnicas y aerodinámicas pero que solo se sacaban provecho cuando un PILOTO, porque eso eran pilotos, se ponía a los mandos del mismo. Estaban casi los mismos equipos que ahora, Ferrari, McLaren, Renault, Williams, Lotus..., pero no pensaban en que llegaría un día en que alguien, sacara inventos que son más aplicables a la NASA que a un coche de carreras y que éstas se volvieran aburridas y monótonas. La F1 se ha vuelto el deporte más previsible del mundo, más que si se jugara siempre una liga entre el FCB y un equipo de juveniles, antes de empezar ya sabes cómo van a quedar ya que ni las inclemencias del tiempo va a hacer variar el resultado, empezando porque si llueve, salen tras el coche de seguridad, por Dios, ¿no son superpilotos que tienen una superlicencia que no se la dan a cualquiera? ¿por qué han de salir como si fuera alguien que conduce por primera vez un coche lloviendo? Por esto y por cientos de cosas más, este deporte, otrora emocionante, es un auténtico aburrimiento y está enfocado a un público inepto, neófito pero que se creen que si repiten las estupideces de Lobato se creen que saben algo y para alimentar el ego de analfabetos funcionales. Veré, como siempre, la temporada de F1, pero con la esperanza de que alguna vez ésto cambie y vuelvan carreras donde los cinco primeros entran en menos de 1 segundo (GG.PP. de España 1981 Jarama). Un saludo fili@2y4t.com

Herramientas