Menú

Fabio Quartararo, campeón de MotoGP: el sucesor de Jorge Lorenzo

0
Fabio Quartararo, campeón del mundo de MotoGP.
Fabio Quartararo, campeón del mundo de MotoGP. | EFE

Dos españoles y un francés son los que construyen esta historia de motos que ha dado a Francia su primer Mundial de la categoría reina. Fabio Quartararo, el Diablo, ha conseguido lo que muchos esperaban de él hace un par de años, que tomara el relevo de Marc Márquez en MotoGP. De hecho, a su llegada a la categoría reina se le presentó como el anti-Márquez, el único que por su agresividad y calidad en el pilotaje podía frenar al español. Mucha presión y pocos resultados hicieron tambalear las expectativas del galo, primero en Petronas y luego en el equipo oficial de Yamaha.

La lesión de Márquez la temporada pasada, en lugar de darle alas para poder conseguir el Mundial le llenó de inseguridades al tiempo que no le faltaron las críticas y las declaraciones de aquellos que aseguraron que el puesto de enemigo a batir le quedaba demasiado grande. Este año, y ya con Márquez en pista —aunque cierto es que algo mermado—, Quartararo ha conseguido callar bocas y apuntarse un Mundial que le coloca como el sucesor en Yamaha de Jorge Lorenzo, porque fue el mallorquín el último en darle un Mundial a la marca del triple diapasón. Ambos se parecen, son pilotos finos en la conducción, no demasiados estridentes en el cuerpo a cuerpo... en definitiva, pilotos Yamaha.

El otro español que este domingo ha tenido mucho que ver en la proclamación como campeón de Quartararo en Misano ha sido Marc Márquez. El ilerdense, algo mejor de su lesión y de sus dolores, no quería terminar esta temporada sin hacer podio en un circuito a derechas y su presión ante Pecco Bagnaia, máximo contrincante de Quartararo en la lucha por el Mundial, ha sido clave para que el italiano apretara más de la cuenta y se fuera al suelo cuando apenas quedaban cuatro vueltas para el final.

Una victoria, la de Márquez, y una proclamación, la del Diablo, que han ensombrecido el homenaje y la despedida que los tifosi habían preparado a Valentino Rossi, que se ha despedido de la afición con un modesto décimo puesto que no le hace justicia ni a su carrera, ni a su aportación a este deporte.

Los tiempos cambian y el motociclismo ha dado hoy la bienvenida a un nuevo campeón: el Diablo Quartararo. ¡Enhorabuena, Fabio!

Herramientas