Menú

Que viene, que viene… Márquez ya está aquí

Vuelve el mejor Márquez
Vuelve el mejor Márquez | EFE

Es verdad que el ocho veces campeón del mundo no pudo este domingo con Peco Bagnaia y se tuvo que conformar con la segunda posición, pero los ataques de Marc con una moto inferior a la del vigente campeón han demostrado que el español ya está preparado para luchar con un Ducati por la victoria. Era el sitio perfecto, el circuito de Jerez donde hace cuatro años Márquez cayó en el infierno después de que una caída en la curva tres le dejara el hombro maltrecho. Desde entonces, Márquez ha transitado un camino duro, lleno de dolor físico y mental, que apunto estuvo de retirarle. Ahora cuatro años después, Marc Márquez vuelve a las primeras posiciones.

Fue el poleman el sábado y estuvo muy cerca de la victoria en la sprint, pero una caída, por la condiciones del asfalto, le dejaron con las ganas de estrenarse con la Ducati. El domingo vimos al mejor Márquez, al que sabe atacar en la salida, conservar a mitad de camino y no rendirse hasta el final, pese a que parecía que nadie, después de la caída de Jorge Martín, podría alcanzar al Bagnaia. Una batalla entre Marc y Peco, un cuerpo a cuerpo en el que se ha echado de menos a Martín, que pese a la caída sigue liderando el Mundial de pilotos.

Ha sorprendido la agresividad de Bagnaia que ha dejado la marca de su neumático en el mono de Márquez en una de los adelantamientos en el que el italiano ha dejado claro su posición de vigente campeón. Sólo espero que cuando Marc se muestre tan agresivo no vengan los tifosi a señalarle como asesino o algo parecido. Batallas de este tipo siempre tienen un mismo ganador, el espectáculo y la afición. Mar Márquez se coló en el podio entre italianos, entre Bagnai y Bezzecchi, que con la misma moto que Márquez no pudo más que ver el colín del ilerdense desde atrás.

Ambición, eso es lo que diferencia a los ganadores de los que sólo son buenos pilotos y a Marc le sobra ambición por ganar y volver a lo más alto. El propio Márquez sabía que este gran premio era el más importante para poder encarar la temporada con cualquier objetivo en mente, era una prueba de adaptación a la Ducati, pero también una prueba mental para poder superar el pasado. Terminada la adaptación y superada la prueba ahora solo queda disfrutar.

Marc ha sido la cara del GP de España, la cruz Martín y Pedrosa que se fueron al suelo y un Pedro Acosta que pudo recuperarse de una nefasta salida que le hizo caer hasta la décimo octava posición. Aún así, el de Mazarrón, consiguió entrar en los puntos, aunque después de los podios de las últimas carreras sabe a poco pese a la remontada.

Temas

Herramientas