Menú

Motta acusa a los "supuestos compañeros" del Deportivo de engañar al árbitro para que le expulsara

Thiago Motta, centrocampista ítalo-brasileño del Barcelona, acusa a los futbolistas del Deportivo de La Coruña de dificultar la labor arbitral, al referirse a su expulsión en el partido de este domingo en Riazor, donde el colegiado murciano Tristante Oliva le atribuyó dos cartulinas amarillas que debieron recaer en sus compañeros Phillip Cocu y Oleguer Presas.

0
L D (EFE) Motta se ha referido especialmente a la segunda de estas tarjetas, en la que el árbitro -el mismo que el del polémico penalti del Bernabéu- confundió el dorsal del autor de la falta, el 32 de Oleguer, con el 23 que él luce en la espalda.

"Es difícil para el colegiado, porque había supuestos compañeros de profesión que mentían -en referencia a los jugadores del Deportivo de La Coruña que reclamaban la segunda amarilla para Thiago Motta- y presionaban para que me echaran", señala. La solución para el brasileño pasa por que el Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) le retire las cartulinas y el árbitro asuma su error, "ya que es lo más justo".

El azulgrana insiste de todos modos en que a Pedro Tristante Oliva se lo pusieron "muy difícil" los jugadores del Deportivo de La Coruña y subraya que fallar es "humano". Cuestionado sobre si estaría de acuerdo con la posibilidad de que Tristante Oliva reciba algún tipo de sanción que le aparte provisionalmente del arbitraje, Thiago Motta dice que él no es nadie para juzgarlo. "Lo que te queda en la cabeza en un caso así es que no juegas mucho en estos momentos y cuando te dan una oportunidad no puedes demostrar nada", concluyó sobre todo este asunto el jugador.
"Debemos seguir en esta misma línea"

Motta analizaba posteriormente la situación de bonanza por la que atraviesa el Barcelona y califica de "realista" la aspiración de alcanzar el segundo puesto de la clasificación, "pero hay que seguir para ello en esta misma línea". "Si seguimos así se podrá decir que somos un equipo ganador, pero ahora no se puede tener un bajón", añade el ítalo-brasileño, quien considera imposible fijar un techo tras la racha de victorias que tuvo su último capítulo en Riazor (2-3).

Respecto al partido del miércoles de Copa de la UEFA frente al Brondby, Motta explica que se trata de "otra final, en la que hay que salir al doscientos por cien, porque no hay que convertir ahora la euforia en relajación". Según Motta, el equipo de Michael Laudrup no tiene el nombre del Deportivo de La Coruña, pero será un rival "difícil, porque está bien organizado, es duro en defensa y sus jugadores son muy físicos", aunque se muestra convencido del éxito del Barcelona si mantiene su actual línea de rendimiento.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios