Menú

O’Neal ganó el duelo a su ex compañero Bryant y la paz reinó en el Indiana-Detroit

La abreviada jornada de la NBA en el día de Navidad volvió a propiciar enfrentamientos muy atractivos para el espectador. Los Miami Heat se enfrentaron y ganaron a Los Angeles Lakers con el morboso reencuentro de Shaquille O'Neal y Kobe Bryant. Además, los Pacers y los Pistons se volvían a ver las caras tras la sonrojante trifulca que protagonizaron el pasado 19 de noviembre. Esta vez, el baloncesto reinó por encima y los actuales campeones se llevaron el triunfo en Indianápolis.

0
La abreviada jornada de la NBA en el día de Navidad volvió a propiciar enfrentamientos muy atractivos para el espectador. Los Miami Heat se enfrentaron y ganaron a Los Angeles Lakers con el morboso reencuentro de Shaquille O'Neal y Kobe Bryant. Además, los Pacers y los Pistons se volvían a ver las caras tras la sonrojante trifulca que protagonizaron el pasado 19 de noviembre. Esta vez, el baloncesto reinó por encima y los actuales campeones se llevaron el triunfo en Indianápolis.
L D (EFE) Las expectativas del gran duelo entre Shaquille O'Neal y Kobe Bryant no influyeron nada en el base Dwyane Wade, quién fue el jugador decisivo en la prórroga que permitió que los Heat de Miami se impusieran por 104-102 a los Lakers de Los Angeles. El duelo entre los ex-compañeros fue todo lo que se esperaba, pues ambos contribuyeron significativamente a su equipo durante el tiempo reglamentario, pero en la prórroga el protagonista fue otro. Así, Bryant anotó 42 puntos, pero en la prórroga no fue el jugador decisivo que se esperaba, mientras que O'Neal, quién registró 24 tantos y 12 rebotes, tuvo que abandonar el partido cuando faltaba 2:15 para que expira el tiempo reglamentario. Wade, sin embargo, anotó 29 puntos, incluidos cuatro en la prórroga para asegurar la victoria.

Por su parte, los equipos que protagonizaron el pasado 19 de noviembre la pelea más violenta que ser recuerda en la historia del baloncesto profesional, se olvidaron de los malos modos y los Pistons de Detroit llegaron al Conseco FieldHouse de Indianápolis y ganaron por 98-93 a Pacers de Indiana. El triunfo les permitió a los campeones de liga vengarse de la derrota que habían sufrido en el Palace de Auburn Hills antes de que varios jugadores de los Pacers, encabezados por el alero Ron Artest, protagonizasen una batalla campal en las gradas y el campo con aficionados de los Pistons.

El comportamiento y actitud de los jugadores de ambos equipos y de los seguidores de los Pacers fue siempre ejemplar y en ningún momento hubo acciones antideportivas o malas palabras entre ellos. El escolta Richard Hamilton lideró a los Pistons con 25 puntos acompañados de cinco asistencias y fue secundado por el base Chauncey Billop, que aportó 20 tantos con el mismo número de pases de anotación, para que el equipo de Detroit mejorase a 13-12 en lo que va de liga. El alero Tayshaun Prince contribuyó con 18 puntos, capturó ocho rebotes; Rasheed Wallace aportó 16 puntos con cinco rebotes y el pívot Ben Wallace volvió a ser el baluarte en la defensa de los Pistons con el máximo de 11 rebotes y seis puntos.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD