Menú

La broma de Wozniacki con Serena Williams termina en acusaciones racistas

La tenista danesa se colocó unas toallas en el pecho y debajo de su falda para imitar las prominentes curvas de la estadounidense.

0

Una broma que fue tomada como tal incluso por la misma víctima, puede causarle varios problemas a la protagonista. Eso es lo que ha pasado con Caroline Wozniacki y su parodia sobre su compañero en la WTA Serena Williams.

La tenista danesa, durante un partido de exhibición con la rusa Maria Sharapova, se colocó una toalla debajo de su camiseta y otra debajo de la falda para dar lugar a una silueta con muchas curvas, que recordaba inevitablemente a la de su amiga Serena Williams.

Todos los presentes reaccionaron con carcajadas ante lo que estaban viendo, e incluso Woznkiacki se lanzó a imitar los gritos de la tenista estadounidense durante los golpeos.

Pero no todos se lo tomaron a risa. Ya han salido algunas agrupaciones asegurando que la broma de la danesa era una ofensa y un ataque racista. "Teniendo en cuenta la historia y el contexto actual de los estándares de belleza racializados y la hipersexualización de la gente de color, es racismo cuando una mujer blanca se ríe del cuerpo de una mujer negra, especialmente si lo hace de manera que la hipersexualiza y trae a la mente el estereotipo de culos grandes de las mujeres negras", declaraba la web feminista feministing.com.

También en Internet se han alzado muchas voces criticando a Wozniacki, llegando a afirmar que "hemos sido la burla durante mucho tiempo por nuestros cuerpos, y esto es lo mismo".

Sin embargo, un representante de Williams afirmó que "fue todo con buen humor, y Serena y Caroline son muy buenas amigas".

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD