Menú

Nadal despierta tarde y acaba hincando la rodilla ante Djokovic en la final del Masters

En su segunda final en el O2 Arena, el número uno del mundo ha caído en dos sets, por 6-3 y 6-4, después de una hora y 36 minutos de partido.

0

Segundo tren que dejar escapar Rafa Nadal en Londres. Después de perder la final de la Copa Masters de 2010 ante Roger Federer (6-3, 3-6 y 6-1), el manacorense ha caído ante Novak Djokovic en la última cita de la temporada ATP en el O2 Arena y ve cómo el título de maestro se le sigue resistiendo. El número uno mundial se ha visto siempre superado por el serbio, que se quita así la espina que tenía clavada desde hace dos meses, cuando perdió la final del Abierto de Estados Unidos ante el balear.

Nole, además, recorta distancias en el balance de sus enfrentamientos directos con Rafa. Los dos mejores tenistas del planeta han cruzado sus raquetas en 39 ocasiones desde 2006 -el duelo más repetido de la Era Open-, y en 22 de ellas la victoria ha sido para el balear. En este 2013, tres triunfos para cada uno.

Esta noche, Nadal aspiraba a convertirse en el tercer español que conquistaba la Copa Masters tras Manuel Orantes (1976) y Alex Corretja (1998), pero se le sigue resistiendo. Tendrá que esperar al menos otro año más el tenista de Manacor, que cierra un año de ensueño con la conquista de diez títulos en 14 finales.

Gran inicio de Djokovic

En el tapete azul del O2 Arena, se esperaba un duelo igualado entre las dos mejores raquetas del mundo. Pero no fue así. Djokovic ha vuelto a mostrarse superior a Nadal en pista dura y enseguida le tomó el pulso a la final con un 3-0 de salida en menos de un cuarto de hora. El manacorense fallaba mucho con la derecha y, presa de los nervios, cometía más dobles faltas de la cuenta. Sin embargo, el español ganó a continuación su primer juego, luego le devolvió el break a la bestia de Belgrado y, en menos que canta un gallo, logró empatar la contienda para volver a poner todas las espadas en alto.

Pero, contra todo pronóstico, Nadal volvió a caer presa de los nervios y cometió otras dos dobles faltas que dieron alas a Novak. El serbio no desaprovechó el regalo y se puso 5-3 para acabar cerrando el primer set después de 44 minutos.

Demasiado tarde para Rafa

El segundo parcial comenzó con Rafa apuntándose su saque. Parecía dar muestras de mejoría, pero fue un espejismo. Nole ganó el siguiente juego y en el tercero le hizo un break al balear, que consolidó sin problemas con su servicio. Muy sólido y concentrado, el balcánico ofreció un gran repertorio de golpes y estaba dispuesto a desmoralizar a Nadal, a quien apenas concedía oportunidades.

El número uno mundial tenía ante sí una montaña gigante que escalar, pero ya se sabe que nunca se puede dar por muerto a un tenista de la talla de Nadal. En el noveno juego de este segundo parcial, con 5-3 en el marcador, Djokovic dispuso de varias bolas de partido para haber cerrado la contienda. Pero el español no quiso tirar la toalla. Se resistió a entregarse. Sin embargo, ya era demasiado tarde. Para entonces, el serbio tenía el partido donde quería y era cuestión de tiempo que lo cerrase para acabar conquistando su tercer título de maestro tras los obtenidos en 2008 y 2012, primero (en Shanghai) ante el ruso Nikolay Davydenko y el año pasado contra Federer.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios