Menú

Vuelve Del Potro, el hombre que amenazó el triunvirato del tenis mundial

El argentino, que llegó a ser cuarto del mundo, está situado actualmente en el puesto número 616 de la ATP.

0
El argentino, que llegó a ser cuarto del mundo, está situado actualmente en el puesto número 616 de la ATP.
Juan Martín del Potro. | Archivo

El tenis mundial está de enhorabuena con el regreso del argentino Juan Martín del Potro. A sus 26 años, tras vivir un calvario de lesiones desde que ganara el Abierto de Estados Unidos en 2009, la Torre de Tandil quiere volver a codearse con la élite, como ya hiciera en los tiempos en los que amenazó el reinado que desde hace más de una década se vienen repartiendo entre Novak Djokovic, Roger Federer y Rafa Nadal.

Ganador de 18 títulos en su carrera –entre ellos el citado US Open hace cinco años y medio, cuando derrotó en la final a Federer en cinco sets–, Delpo reaparece este mismo jueves con el partido de primera ronda del torneo de Miami –segundo Masters 1000 de la temporada– que le enfrentará al canadiense Vasek Pospisil (60 del mundo).

"Estoy ansioso por volver a ver a un jugador como él", dijo hace tres semanas el director del torneo de Miami, Steve Simon, sobre Del Potro, que llegó a ser número cuatro del mundo pero actualmente anda perdido en el puesto número 616 de la clasificación de la ATP. El altísimo jugador de Tandil, de 1,98 metros, es uno de los once tenistas a los que la organización del Masters ha concedido una invitación (wild card).

Lo cierto es que Del Potro, que en septiembre de 2008 calentó la final de Copa Davis que España ganaría a Argentina dos meses después en Mar del Plata asegurando que "a Nadal le vamos a sacar los calzones del orto", no juega un Masters 1000 desde octubre de 2013, cuando perdió contra Federer en cuartos de final de París-Bercy.

Desde entonces, el tandilense ha sufrido muchas lesiones. Si en 2007, 2008 y 2009 fue la espalda la zona del cuerpo que más problemas le dio, desde 2010, Delpo se ha lesionado en las dos muñecas, primero en la derecha y luego en la izquierda.

Ahora, en Miami, quiere volver a recuperar el tenis que un día le hizo plantar cara a las mejores raquetas del mundo. "Con el apoyo de mi equipo y del doctor Richard Berger, voy a dar otro paso en una recuperación que, como saben, lleva mucho tiempo. Me pone contento que sea en este torneo, tan especial por la cantidad de aficionados latinos y argentinos en particular", ha dicho Del Potro, que antes de saltar a la pista ha podido nadar con delfines en la Capital del Sol.

Este jueves le espera en Crandon Park un rival complicado como es Pospisil, número 60 del mundo y flamante campeón del torneo de dobles en Indian Wells junto al estadounidense Jack Sock. En caso de vencerle, su próximo adversario sería el búlgaro Grigor Dimitrov, noveno favorito y exento de la primera ronda. Y es que el camino de Del Potro en Florida es harto complicado, con el gigante estadounidense John Isner (19), el canadiense Milos Raonic (5) o el japonés Kei Nishikori (4) como posibles rivales en el horizonte.

Pese a su larga inactividad y a las lógicas dudas en torno a su estado, la palabra "imposible" no existe en el diccionario de Delpo, uno de los jugadores que, hasta sus últimas lesiones, tenía una de las mejores derechas del circuito, capaz de devolver la bola a una velocidad media de 150 kilómetros por hora, y un poderoso saque de hasta 237 km/h.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios