Menú

'The New York Times' vincula con un supuesto amaño a los tenistas españoles David Marrero y Lara Arruabarrena

Las apuestas para el partido de dobles mixtos entre Marrero- Arruabarrena y Hlavackova-Kubot fueron suspendidas por el altísimo flujo.

0
'The New York Times' vincula con un supuesto amaño a los tenistas españoles David Marrero y Lara Arruabarrena
El Abierto de Australia, salpicado por los supuestos amaños | EFE

El mundo del tenis sigue convulso. Tras destaparse la semana pasada el informe que hablaba del escándalo de las apuestas y los amaños de partidos y que salpicaba, supuestamente, a 16 jugadores del Top 50, sin llegarse a filtrar los nombres de los supuestos sospechosos, este domingo se veía sacudido por un nuevo terremoto.

Según The New York Times, dos jugadores españoles están bajo sospecha de amaño. Se trata de David Marrero y Lara Arruabarrena, que fueron arrollados (6-0 y 6-3) en la primera ronda del Primer Grand Slam de la temporada en la categoría del dobles mixto por la checa Andrea Hlavackova y el polaco Lukasz Kubot.

Arruabarrena y Marrero se preparan para el partido

The New York Times asegura que la casa de apuestas Pinnacle Sports, una de las referentes en el mundo del juego, decidió suspender, trece horas antes de su inicio, las cuotas de apuestas para el citado partido debido a que una gran cantidad de dinero iba dirigido a favor de la victoria de Hlavackova y Kubot, lo que podía ser un indicio, según Marco Blume, jefe de la web de apuestas, de que el encuentro podía haber sido amañado.

A pesar de que los centroeuropeos eran los grandes candidatos a la victoria -cuentan con títulos en su palmares de Grand Slam -, mientras la pareja española era inédita -jamás jugaron juntos con anterioridad Marrero solo había ganado tres partidos en esta categoría y Arruabarrena era la segunda vez que jugaba como pareja de un tenista masculino-, la casa de apuestas se vio desbordada por el alto flujo de apuestas que se produjo para el partido.

Un 23% más de los normal. Pinnacle Sports comenzó entonces a subir la cuota para el triunfo de los españoles y redujo la apuesta máxima individual permitida de 500 a 100 dólares. Pese a todo, grandes cantidades monetarias siguieron recayendo sobre Hlavackova y Kubot, lo que provocó la cancelación a 13 horas del inicio del partido.

Por otro lado, también la casa de apuestas Betfair cifró en más de 25.000 dólares la cantidad de dinero apostado para este partido. Cuando el resto de los enfrentamientos del mismo día reunieron algo menos de 2.000 dólares entre todos.

¿Cómo pudo haber un flujo tan grande de apuestas para un partido de dobles mixtos?

Al parecer, David Marrero estaba tocado físicamente. Tenía inflamado el tendón de la rodilla y estuvo, incluso, pensando en no disputar el partido. ¿Podrían haberse filtrado las molestias de Marrero en el mundo de los apostantes?

La casa de apuestas Pinnacle Sports avisó a la Unidad de Integración del Tenis del posible amaño, y la TIU ya se ha puesto manos a la obra en una investigación en la que se ha interrogado a ambas parejas -la dupla centroeuropea ha negado que viera nada raro en la actitud de los españoles- y en la que se han solicitado los aparatos electrónicos personales -portátil, móvil, tablet- de Marrero y Arruabarrena.

El tsunami y la psicosis que ha provocado el supuesto amaño de partidos en el mundo de la raqueta no para de crecer.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios