Menú

Nadal disfruta de un día plácido en el Godó y pasa a cuartos de final

El manacorí derrota a Guillermo García López con mejores sensaciones respecto a su debut ante Roberto Carballés. 6-1 y 6-3 para Rafa.

0
El manacorí derrota a Guillermo García López con mejores sensaciones respecto a su debut ante Roberto Carballés. 6-1 y 6-3 para Rafa.
Nadal, dos de dos en la pista que lleva su nombre. | EFE

No acabó contento Rafa Nadal con su estreno en el Conde de Godó ante Roberto Carballés y cuando eso pasa el que habitualmente paga los platos rotos suele ser el siguiente rival en el camino. Guillermo García López lo vio venir y nada pudo hacer para, efectivamente, pagar la 'factura' de Carballés sólo 24 horas después de que Nadal sufriese levemente en su debut en el Godó.

Rafa, que suele quitarse rápido las espinitas clavas, no quiso y no repitió las sensaciones irregulares que notó en su debut en la Ciudad Condal. Tampoco fue un paseo plácido ante López, pero sí resultó más fácil para el balear. Ojo, cuando hablamos de dudas en Nadal hay que contextualizar que para él no jugar bien el primer día es ganar por un doble 6-4 sin verse en ningún momento cerca de perder. Es lo que tiene el número 1 del mundo, que sus problemas son relativos dentro de su nivel de tenis.

Guillermo García López no pudo emular la resistencia de Carballés del día anterior sobre todo porque Rafa se sintió mucho más cómodo en el segundo partido que jugó en el Godó. Nadal mejoró en movimientos y golpeos y ya en la primera manga encontró dos breaks en el cuarto y sexto juego que le dieron el 6-1 inicial en el primer set. Todo ello con las revoluciones controladas y sin demasiados alardes, pero sí siendo mucho mas consistente respecto a su debut en Barcelona.

Nada más comenzar el segundo asalto, el manacorí volvió a quebrar el servicio de su compatriota en el primer y tercer juego del mismo aunque esta vez añadió un aliciente más. En la segunda manga, Rafa sí soltó el mazo que tiene como derecha para machacar tanto en ataque como en defensa. Su revés cruzado convirtió en inoperantes las ofensivas de Guillermo y cuando Nadal controló los puntos, las opciones de su rival parecieron desaparecer del todo. El problema para el número 1 del mundo es que Guillermo quiso acabar el partido liberándose en cada golpeo y esa falta de timidez le hizo romper el saque de Nadal y colocarse 4-3 abajo.

Nadal no quiso complicarse más la vida, aumentó sus revoluciones y puso rumbo a cuartos con una victoria final por 6-1 y 6-3. Rafa se medirá en cuartos al verdugo de Djokovic y Feliciano López, Martin Klizan.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios