Menú

Entrevista a Pancho Campo en LD: "Nadal es más favorito que nunca para Roland Garros, sobre todo sin Federer"

El empresario, coach y extenista profesional habla de la actualidad del deporte de la raqueta en una entrevista a Libertad Digital.

0
El empresario, coach y extenista profesional habla de la actualidad del deporte de la raqueta en una entrevista a Libertad Digital.
Pancho Campo, extenista, coach y empresario, durante una conferencia. | panchocampo.com

Francisco Armando Campo Carrasco o, simplemente, Pancho Campo. Puede que su nombre no sea demasiado conocido para el gran público en España, pero se trata de toda una eminencia en varios campos a nivel mundial, con un currículum sencillamente envidiable.

Pancho, que es chileno de nacimiento (Santiago, 13 de septiembre de 1961) pero lleva más de 40 años residiendo en España, ha organizado eventos como la Copa Davis, el Pro Beach Soccer Tour y la Copa del Mundo de Trial, además de conciertos con artistas de la talla de Sting, Pink Floyd, UB40, Enrique Iglesias o Tom Jones, entre otros.

Ponente en diversas conferencias y seminarios por todo el mundo, Pancho es director general de Chrand Marketing & Events —empresa especializada en el diseño, comercialización y organización de eventos deportivos, musicales, vinícolas, gastronómicos y medioambientales— y de la James Butler Foundation. Pionero en el estudio de los impactos del cambio climático en el sector del vino, estamos ante el primer hombre con nacionalidad española que obtuvo el prestigioso título de Master of Wine, siendo además un conocido activista medioambiental comprometido en el cambio climático. De hecho, ha organizado tres ediciones de la Conferencia Mundial de Cambio Climático y Vino, donde han participado ponentes de la talla de Al Gore y Kofi Annan, y actualmente es director de la conferencia Climate Change Leadership 2018, que se celebrará el próximo 6 de julio y que contará con la participación de Barack Obama.

A nivel deportivo, Pancho Campo fue tenista profesional durante casi 20 años y luego capitán del equipo olímpico chileno en los Juegos Olímpicos de Barcelona'92 y capitán del equipo de Copa Davis de Qatar. Actualmente sigue vinculado al tenis colaborando con la Global Professional Tennis Coach Association (GPTCA), siendo coach de jugadores como Andre Agassi, Pat Cash, Stefan Edberg, Richard Krajicek, los hermanos Emilio y Arantxa Sánchez Vicario y Tomás Carbonell, además de haber trabajado para la academia de tenis del legendario entrenador Nick Bollettieri.

Pancho Campo, que el pasado fin de semana participó en unas jornadas de coaches de tenis en Oporto junto a Toni Nadal —tío y durante muchos años entrenador de Rafa Nadal— y el técnico italiano Alberto Castellani, es, por tanto, una voz más que autorizada en el mundo del tenis. Por ello, Libertad Digital ha querido pulsar su opinión de cara al torneo de Roland Garros, el segundo Grand Slam de la temporada que comienza el próximo domingo. Además de hablar de la actualidad que gira en torno al deporte de la raqueta en el plano estrictamente deportivo, este periódico también ha querido saber qué piensa Pancho de otras cuestiones como la nueva Copa Davis impulsada por Gerard Piqué o el incierto futuro del Mutua Madrid Open ante el hecho de que el Ayuntamiento de Manuela Carmena aún se haya sentado a negociar.


Entrevista a Pancho Campo

Libertad Digital: Hola, Pancho. Roland Garros comienza dentro de pocos días. ¿Veremos a Rafa Nadal levantando la Undécima?

Pancho Campo: Rafa es muy favorito. El pasado fin de semana tuve la suerte de hacer un curso en Portugal con Toni Nadal y estuvimos hablamos de la evolución de su sobrino. Ahora mismo no se me ocurre otro favorito, a no ser por (Alexander) Zverev o (Dominic) Thiem, pero la ventaja la lleva Rafa de calle, sobre todo teniendo también en cuenta que Federer no va a estar. Si alguien tiene los ingredientes para ganar el torneo es Rafa y te diría que ahora más que nunca. París tiene un nombre porque Rafa es el amo y señor allí.

nadal-zverev.jpg
Rafa Nadal, junto a Alexander Zverev. | EFE

LD: Zverev y Thiem son los siguientes favoritos en las quinielas para ganar Roland Garros, ¿no?

PC: Thiem y Zverev son los sucesores de Rafa y de Federer. Por tenis, por talento, por físico... son los dos máximos representantes de la nueva generación. ¡Pero ojo porque Rafa todavía tiene mucho que decir!

LD: Y más aún si, como dices, no está Federer. Se está dosificando mucho el suizo, aunque eso le cueste renunciar a un Grand Slam y perder el número uno...

PC: Rafa y él son jugadores que tienen conseguido tanto que pueden permitirse el lujo de saltarse un Grand Slam para preparar a la perfección el siguiente. Roger sabe que sus opciones en Roland Garros son justas, sobre todo tal y cómo está jugando ahora Nadal en tierra; en Wimbledon, en cambio, él es el máximo favorito.

LD: En cuanto a los otros dos representantes del llamado Big Four, Novak Djokovic y Andy Murray, seguimos viéndoles muy abajo. ¿Qué les está pasando?

PC: Murray (puesto 45 de la ATP) ha sufrido una lesión que le ha marcado bastante y ahora está pagando un peaje muy alto. En cuanto a lo de Djokovic (puesto 22), es una cuestión más mental. Tuvo una etapa de gloria donde era imbatible, luego cambió de coach y ha tenido varios coaches en poco tiempo. Ha entrado en un plan de filosofía que le llaman 'amor y paz', que no sé yo hasta qué punto es bueno para un tenista. Pero no hay que descartarlo porque todavía tiene muchísimo talento. Es una cuestión más mental, un poco como le ocurre a Sharapova, que está intentando volver más arriba. Pero no cualquier tenista puede retirarse durante un tiempo y luego volver con fuerza. Los únicos que han hecho esto en la historia son Rafa y Federer, que son jugadores de otro mundo.

garbine.jpg
Garbiñe Muguruza, durante el pasado Masters de Miami. | EFE

LD: En el circuito femenino, una de las grandes protagonistas es Garbiñe Muguruza. ¿Qué le pasa a Garbiñe, que no acaba de encontrar esa regularidad necesaria?

PC: Garbiñe tiene un talento fuera de serie y un físico espectacular, además de un tenis sensacional. Pero quizá haya una pequeña laguna mental que no le permite encontrar su sitio. Estuve hablando sobre ella un día con Tomás Carbonell, de quien por cierto he sido coach. El caso es que estábamos en el Real Club de Tenis Barcelona y me decía Tomás que el problema de Garbiñe es que se ha acostumbrado a jugar en la pista central, delante de mucho público, y como la pongas en la pista 17 o 18 ya no es igual, ¿no? En Roma, por ejemplo, la pusieron a jugar a las 12 de la noche, el partido acabó a las dos de la mañana y ese escenario a ella no le va. Hace falta ahí una labor de coaching para que ella aprenda a jugar los partidos más humildes como si fueran una gran final. Es una de las cosas que Toni Nadal le decía a Rafa: "Juega cada punto como si fuera el match-ball del torneo más importante". Garbiñe tiene que encontrar su momento, su orientación psicológica para dar ese cambio. Tiene todos los ingredientes para ser campeona, pero ahí hay algo que falta que es la parte mental, que es la más difícil de entrenar, no sólo en el tenis sino en todos los aspectos de la vida.

LD: Obviamente, imagino que seguirás también el tenis chileno. ¿Qué le pasa al tenis de tu país de nacimiento, que no ha vuelto a tener una gran figura desde Marcelo Ríos y Fernando González?

PC: Marcelo Ríos fue numero uno, un talento tremendo pero con unas capacidades físicas limitadas porque era bajito. Tenía un problema de carácter y era una persona extremadamente difícil. Luego estaba Fernando González, que tenía la mejor derecha que ha pasado en la historia del tenis. Chile es un país pequeño tenísticamente y cuando salen tenistas de estas categorías, pues no es tan fácil. España es una potencia. Íbamos a jugar partidos en el Real Club de Tenis Barcelona. Había diez pistas donde se encontraban jugadores situados entre los 100 primeros del mundo. En cambio, en los países donde no hay tanto tenis tienen que emigrar, no hay posibilidades y eso siempre es una limitación.

LD: Cambiando de tercio... ¿qué te parece la nueva Copa Davis que propone Gerard Piqué?

PC: He hablado mucho de esto con Toni Nadal, que es el entrenador que más títulos de Grand Slam ha ganado, y estábamos de acuerdo tanto él, como Alberto Castellani y yo en que no acabamos de ver este formato. Entiendo que tiene que haber mucho dinero de las televisiones, pero se pierde la esencia de la Copa Davis. En la Davis están representados muchos países. Cuando empiezas de pequeñito, todo jugador sueña con poder representar a tu país en la Davis, en diferentes fines de semana a lo largo del año. No te podría decir si estoy a favor o en contra, pero así a bote pronto creo que se pierde la esencia. Yo estuve en la eliminatoria en Marbella entre España y Gran Bretaña (febrero pasado, en primera ronda). Es un tema más bien comercial: alguien habrá pagado muchísimo dinero por los derechos televisivos de esta Copa Davis, que pretenden que se juegue en un formato round robin a una semana, pero creo que perdemos la esencia de lo que ha sido la Copa Davis durante muchas décadas.

carmena-santana.jpg
Manuela Carmena, con Manolo Santana durante el Mutua Madrid Open. | Archivo

LD: En cuanto al Mutua Madrid Open... ¿cómo ves su futuro? Hay riesgo real de que el torneo se acabe trasladando a otro sitio...

PC: El torneo de Madrid ha revolucionado el tenis y ha roto moldes. Hace muchos años se implantaron las recogepelotas, que eran chicas modelos, y luego tuvo su polémica por el tema del feminismo. Siempre ha roto moldes porque ha hecho cosas diferentes a los demás torneos. Madrid se llena durante la semana del Mutua Madrid Open, el impacto televisivo es tremendo y ayuda a proyectar la imagen de Madrid y de una España moderna y actual, por lo que sería un terrible error perder este torneo. Hay que romper una lanza en favor de Manolo Santana, que fue quien convenció a Ion Tiriac para que llevara el torneo a Madrid. Cosas como éstas no se pueden perder. Hay que hacer todo lo posible para que siga en Madrid y mantenga la evolución que ha tenido en estos años.

LD: Un torneo que ha acabado perdiendo mucha fuerza es el de Miami porque, después de haber sido considerado como el quinto Grand Slam, ha visto cómo el Masters de Indian Wells le ha acabado adelantando por la derecha...

PC: El problema aquí es que se mezclan muchos intereses económicos. Como dices, Miami estaba considerado el quinto Grand Slam y, efectivamente, siempre pensé que tarde o temprano se iba a instaurar como el quinto grande. Yo tuve la oportunidad de jugar la previa allí en el Lipton, entonces era el Lipton International Players Championships, y también fue conocido como Cayo Vizcaíno. Pero ahora está Indian Wells, que viene pisando muy fuerte porque está allí metido el dueño de Oracle, una empresa muy potente. Aunque uno le coja el relevo a otro en prestigio, lo importante es que los torneos siempre vayan a más y mejor. Lo de Miami es una pena, cierto, pero es que Indian Wells es un grandísimo torneo.

LD: Siguiendo con el tema de los torneos, y volviendo al tenis chileno, tenemos el torneo de Viña del Mar, que no acaba de dar el salto a la categoría de ATP 500.

PC: Tengo recuerdos muy bonitos de Viña del Mar. Yo nací en Chile, aunque llevo ya 40 años en España y me siento casi más español que chileno. Yo en su día llegué a jugar en Viña del Mar: era un torneo muy bonito, de andar por casa, y además Viña del Mar es un sitio precioso. El principal problema allí para los tenistas es que, al jugar a nivel del mar, la bola pesa muchísimo y los partidos se hacen muy largos. Pero sí es verdad que un país como Chile debería tener un torneo más importante que un 250 y Viña del Mar es el emplazamiento perfecto. Las autoridades deberían apostar por que se convirtiera en el gran torneo de Latinoamérica.

agassi.jpg
Andre Agassi, uno de los tenistas que han trabajado con Pancho Campo. | Cordon Press/Archivo

LD: A nivel personal, entre tus muchas ocupaciones, sigues vinculado al mundo del tenis colaborando con la Global Professional Tennis Coach Association. Tú qué has sido coach de grandes tenistas... ¿con qué jugador te quedas de los que has trabajado?

PC: He tenido la suerte de trabajar con mucha gente muy interesante, pero a mí me ha marcado especialmente Andre Agassi. Primero porque fue el primer tenista de élite con el que tuve la oportunidad de trabajar. Yo fui el primero que trajo a Agassi a España a jugar. En 1987 organicé una exhibición en Murcia, Agassi contra Pat Cash. Agassi acababa de irrumpir en el circuito internacional, venía de ganar en Forest Hills y todo el mundo hablaba del tío ese con los pelos largos, aunque luego se tuvo que rapar (Risas). Jugaba con pantalones tejanos, era un personaje. Recomiendo leer su biografía, Open, un libro que, aunque no te guste el tenis, es una lección de vida espectacular. Me marcó mucho. Con los años se encontró a sí mismo, se casó con Steffi Graf, ha encontrado en su vida equilibrio y estabilidad, y ahora mismo se dedica a hacer muchos actos benéficos, sobre todo para una escuela que él tiene en Las Vegas. Sus valores como ser humano sobrepasan lo grande que él fue en el tenis. Me ha marcado muchísimo. Pero también he tenido la suerte de trabajar fuera del mundo del tenis. Ahora precisamente estamos organizando en Portugal una cumbre con Barack Obama y tengo el honor de ser el director de ese evento. Son gente que marca.

LD: Has trabajado con políticos y deportistas, entre otras muchas personalidades. ¿Crees que los primeros tienen muchas cosas que aprender de los segundos?

PC: Sí, pero no sólo los políticos. Si en España aprendiésemos más de nuestros deportistas de élite nos iría mucho mejor. Somos un país pequeño pero tenemos una buena cantidad de deportistas muy buenos en motos, Fórmula 1, fútbol, baloncesto, atletismo… Pero sí: si nuestros políticos tomasen ejemplo de Rafa Nadal y Gasol, por ejemplo, otro gallo nos cantaría.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios