Menú

Nadal abandona y Del Potro jugará su segunda final del Abierto de EEUU

El español se retiró de su partido ante Del Potro tras perder los dos primeros sets y después de dos horas de juego.

0
Rafa Nadal abandona en el US Open con problemas en la rodilla derecha. | EFE

Se acabó el sueño de Rafa Nadal. El número uno del mundose tuvo que retirar de su partido de semifinales del Abierto de Estados Unidos ante Juan Martín del Potro, cuando perdía por 7-6 (3) y 6-2, por unas molestias en la rodilla derecha. Nadal, que tuvo que ser atendido por los médicos en varias ocasiones, terminaba retirándose al cabo de las dos horas de juego.

La rodilla dijo 'basta' y acabó despertando del sueño al de Manacor, que aspiraba a lograr su cuarta corona en Nueva York tras haber ganado el torneo en los años 2010, 2013 y 2017, las dos primeras con Novak Djokovic al otro lado de la pista. Unas molestias que, además, ponen en seria duda la participación del balear en semifinales de la Copa Davis entre Francia y España, del 16 al 18 de septiembre en la pista dura de Lille.

Del Potro, campeón en 2009 frente a Roger Federer, jugará su segunda final del Abierto de Estados Unidos contra Djokovic, que se ha impuesto fácil al japonés Kei Nishikori en tres sets (6-3, 6-4 y 6-2).

Ya a mediados del primer set, el número uno del mundo tuvo que pedir asistencia para que se le colocase un vendaje bajo su rodilla, que poco después se quitó. El español luchó hasta el final de esa primera manga, salvando dos puntos de set a Del Potro con 5-4 y forzando el tie-break. El argentino dominó el desempate y se impuso por 7-3, llevándose un durísimo primer set que se prolongó durante una hora y nueve minutos.

En el segundo set, pese a un nuevo vendaje, los problemas físicos de Nadal siguieron agravándose y el tenista de Manacor terminó optando por la retirada tras caer por 6-2 frente a un Del Potro al que le salía absolutamente todo: además de mostrarse absolutamente intratable con la derecha y al servicio, el de Tandil también conectaba tremendos golpes ganadores con el revés, que no es precisamente su mejor arma.

Ante esta tesitura, mermado físicamente y ante un rival en estado de gracia, Nadal optó por la retirada, no sin antes tener sus más y sus menos con el juez de silla por un arbitraje cuando menos discutible.

"Odio retirarme, pero seguir un set más jugando así hubiera sido demasiado para mí", dijo Nadal en inglés durante la conferencia de prensa minutos después del partido.

El tenista español explicó que sintió un "pinchazo" en el cuarto juego del primer set, cuando el marcador era 2-2, y que trató de ver durante un tiempo si sus sensaciones mejoraban. "Esperé todo lo que pude. Puede imaginar que es muy difícil para mí decir adiós antes del final del partido, pero en cierto momento uno tiene que tomar una decisión", indicó a los periodistas.

Nadal aseguró que sentía "demasiado dolor" para seguir jugando, aunque adelantó que probablemente se trata del mismo tipo de problema que ha sufrido en su rodilla en el pasado. "Me parece irme de una manera que realmente diría que odio irme, que es retirándome. La gravedad no creo que sea mucha, es la de siempre. Pero es limitante y más que limitante, me imposibilita competir", explicaba el balear, ya en español.

Del Potro, a pie de pista, lamentaba la lesión de Nadal y reconocía que "no es la mejor forma de ganar un partido". "Me encanta jugar contra Rafa porque es el mayor luchador de este deporte", apuntaba el argentino, que en caso de ganar el domingo a Nole y conquistar el torneo se situaría a tan sólo 120 puntos del segundo puesto del ranking mundial que ocupa Roger Federer.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation