Menú

Djokovic enseña a Tsitsipas quién manda en el Olimpo de Madrid

El serbio exhibió una enorme solidez para ganar su tercer título en la Caja Mágica. Tsitsipas tendrá que esperar para llevarse su primer gran torneo.

0
Djokovic enseña a Tsitsipas quién manda en el Olimpo de Madrid
Novak Djokovic posa con el trofeo de campeón del Mutua Madrid Open ante Tsitsipas. | Juan Pablo Polvorinos

Novak Djokovic está mental y físicamente en las mejores condiciones posibles y, cuando eso ocurre, lo mejor que pueden hacer sus rivales es agarrar fuerte la raqueta, suspirar por una pájara del jugador serbio y, si tu pasaporte es griego, como el de Stefanos Tsitsipas, rezar a todos los dioses para que Nole no te pase por encima.

En la final del Mutua Madrid Open 2019, Djokovic fue una tormenta perfecta que arrolló a su rival en la pista (6-3 y 6-4) sin darle ni una sola ocasión de revertir la situación. Novak no le concedió ni una sola bola de break a su oponente durante la hora y 32 minutos que duró el encuentro y, a esa solidez en el servicio, Nole añadió un aura de superioridad constante que derrotó mentalmente a Stefanos. Si frente a Thiem en semifinales se echó de menos más valentía del austriaco, en la final no se le puede reprochar nada al griego. Tsitsipas lo intentó todo, varió la estrategia durante todas las fases del encuentro y fue valiente, pero Djokovic estaba intratable. Ganó el mejor, punto.

El primer set levantó un muro insuperable para Stefanos y en el segundo, Novak aceleró siempre que lo necesitó para frenar el ímpetu de su rival o para terminar de finiquitarlo. Cuando el número uno del mundo juega así es imposible frenarlo, y menos si todavía cuentas con apenas 20 años en el DNI y tu anarquía y juventud aún no compensa tu falta de experiencia en finales importantes.

Tsitsipas va camino de ganar muchas cosas en el futuro pero, de momento, los que mandan aún sobre las pistas son los reyes de la cada vez más legendaria generación de Federer, Nadal y el propio Djokovic. Lo bueno del griego es que su cara denotaba un enfado importante tras perder en Madrid, no una sensación de tener hechos los deberes solo por vencer a Nadal en semifinales. Stefanos quiere más y enfadarse incluso cuando un gigante como Djokovic se muestra invencible y te aniquila sin oposición es el primer paso para acabar superándole algún día.

El Mutua Madrid Open deja a Novak Djokovic en lo más alto del Olimpo y con Roma en el horizonte antes de la gran cita de Roland Garros. Rafa Nadal siempre tendrá el cartel de favorito en la tierra de París, pero ojo, Nole está en modo superhéroe. Gladiadores, a la pista, por favor.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco