Menú

¿Es el Djokovic-Federer de Wimbledon 2019 la mejor final de la historia del tenis?

Para la mayoría de los amantes del tenis y de los expertos en la materia, la final de 2019 no ha superado a la de 2008 entre Nadal y Federer.

0
¿Es el Djokovic-Federer de Wimbledon 2019 la mejor final de la historia del tenis?
Federer y Nadal en 2008. | Archivo

Ha sido sin duda uno de los mejores partidos de la historia del tenis y una de las finales más emocionantes de este deporte. El partido que ayer jugaron Novak Djokovic y Roger Federer tuvo absolutamente de todo y además en el considerado mejor escenario del mundo del tenis, el césped de Wimbledon y durante la final del torneo londinense. Fue la final más larga de la historia de este Grand Slam con una duración de 4 horas y 57 minutos y el desenlace del mismo también fue histórico ya que Nole y Roger se fueron hasta el 12-12 del quinto set para acabar la final con un tie-break sin precedentes.

Justo al acabar el partido, las redes sociales empezaron con un interesante debate: "¿Es el Djokovic-Federer de Wimbledon 2019 la mejor final de la historia del tenis?". Con la misma rapidez con la que se originó el debate casi se dio por finalizado con un generalizado "NO" por parte de expertos en la materia, comentaristas, aficionados e incluso exjugadores.

Casi todo el mundo coincide en que la mejor final de la historia y a la vez el mejor partido fue el disputado por Roger Federer y Rafael Nadal el 6 de julio del año 2008 en la pista central de Wimbledon. Ese día, el choque se decidió en cinco sets con 2-0 inicial para Rafa, remontada de Federer empatando el partido con dos 6-7 en el tie-break, parones por la lluvia, amenaza de aplazamiento por falta de luz y, sobre todo, un nivel de tenis ofrecido por dos leyendas que estaban en la plenitud de su rendimiento. El partido del siglo, repleto de tensión durante las siete horas que duró la final contabilizando los parones, lo sigue siendo hoy en día.

Buscando más ejemplos de grandes partidos y, en concreto, de grandes finales, hay varios enfrentamientos que no tienen nada que envidiar al jugado por Federer y Djokovic en Londres, como por ejemplo la disputada por Nole y Nadal en Australia en el año 2012. Duró cinco horas y ocho minutos, tuvo sendas remontadas e igualadas en el marcador y los dos acabaron tan cansados que, en la ceremonia de trofeos, casi colapsan en plena pista.

Nadal y Djokovic han jugado grandes partidos y, pese a que en Australia 2012, Nole ganó a Rafa, en el Open de EEUU de 2013, Nadal tuvo su particular venganza con otra final para la historia. No llegó a cinco sets, pero el nivel tenístico fue sublime y constante durante todo el partido.

Saliendo de la era de Federer, Nadal y Djokovic hay otros momentos históricos y memorables sobre las pistas de todo el mundo y en concreto en Wimbledon. El inolvidable Borg-McEnroe de 1980 tuvo un tie break en el cuarto set que tuvo 34 puntos (16-18). McEnroe salvó cinco bolas de partido en contra y ganó la manga en su séptima pelota de set. Tal fue la grandeza del partido que tiene su propio película con Shia LaBeouf como John McEnroe.

Del Potro-Federer 2009 en EEUU, Federer-Roddick 2009 en Wimbledon, Murray-Djokovic 2012 en EEUU, Edberg-Becker 1990 en Wimbledon o el Ivanisevic-Rafter 2001 también en Londres conforman una serie de partidos legendarios en los que hay muchos capítulos.

Pero no sólo se han vivido grandes finales en el tenis masculino, también en el femenino, destacando sobre todo la memorable final entre Martina Navratilova y Chris Evert en el Roland Garros de 1985.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco