Menú

Ferrero y Corretja analizan la batalla entre Federer, Nadal y Djokovic

Libertad Digital entrevista a dos de las leyendas más importantes del tenis español para hablar sobre Nadal, Djokovic y Federer.

0
Ferrero y Corretja analizan la batalla entre Federer, Nadal y Djokovic
Álex Corretja y Juan Carlos Ferrero. | Cordon Press

Hablar de tenis en España es, por suerte, hablar de una gran cantidad de jugadores que han llevado a nuestro deporte, ya sea en categoría masculina o femenina, a lo más alto. Rafa Nadal es la cabeza más visible con permiso del pionero que abrió el camino de los mayores triunfos, Manolo Santana, pero cualquier amante del tenis mundial conoce de sobra los nombres de Juan Carlos Ferrero y Álex Corretja.

Ferrero y Corretja fueron, entre otras muchas cosas, campeones de la primera Copa Davis que España luce en su palmarés. Juntos formaron parte del equipo que ganó la Ensaladera de Plata en el año 2000 frente a Australia en Barcelona y ya sólo por ese hito son queridos y respetados dentro y fuera de nuestro país.

Ferrero sumó a esa Davis muchos títulos más, destacando el Roland Garros que logró en 2003, año en el que también lució el número 1 del mundo de la ATP. Corretja tampoco se queda atrás porque muy pocos jugadores pueden tener en su museo personal una Copa de Maestros como la que él consiguió en el año 1998 ante otro español, Carlos Moyá. Fue número 2 del mundo, llegó a dos finales de Roland Garros y lució su tenis tanto en categoría individual como en dobles.

Libertad Digital ha hablado en exclusiva con los dos extenistas españoles para debatir sobre una batalla de leyenda, la que tienen concretamente Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic. Pocas horas después de que Nole consiguiera un nuevo título en Wimbledon, Ferrero y Corretja hablan con LD.

Pregunta: ¿Qué valoración hacen de la final de Wimbledon que disputaron Federer y Djokovic?

Juan Carlos Ferrero: Una vez más han dado una lección de por qué llevan tanto tiempo ahí arriba. Son capaces de jugar durante mucho tiempo a un nivel altísimo y si el domingo se hubiese podido ir más allá del 12-12 en el quinto set, seguramente habrían seguido igual. Junto con Rafa tienen un nivel inalcanzable para los demás, tanto en el terreno mental como en el físico.

Álex Corretja: En mi opinión la final era algo que se podía esperar al inicio del torneo. Yo creo que tanto Novak como Roger eran un poco más favoritos al título que Rafa. Lo comenté en una entrevista y puse como porcentajes, 35 para Djokovic y Federer y 30 para Nadal. El ritmo al que jugaron fue estratosférico y muy difícil de mantener durante tantas horas. La gente puede decir que Federer ganó más puntos, pero para nosotros los jugadores eso no cuenta nada. Los detalles en el tie-break o los errores no forzados en puntos concretos del partido fueron los que decantaron la balanza.

P: Se originó un debate posterior al partido sobre qué final fue mejor, si la de 2008 con Nadal y Federar o esta de 2019. ¿Cómo lo ven?

F: Es difícil de decir, pero a nivel de tensión y por poner un ejemplo concreto hubo mayor tensión en el cuarto set de la final de 2008. Siendo españoles también lo vivimos un poco más de cerca al estar Nadal. Pero sin lugar a dudas han sido las dos mejores finales de los últimos años. Para mí, 2008 sería la primera, 2019 la segunda y la tercera sería la de 2012 en Australia con Djokovic y Rafa.

C: Los debates y las comparaciones a mí no me gustan mucho. Lo bueno es que podemos tener las dos finales. Además son estilos diferentes. Rafa en su día no jugaba tan agresivo como ahora, por ejemplo. Djokovic juega más recto y saca mejor que Nadal. Son difíciles de comparar. Lo que sí esta claro es que no habíamos tenido un precedente de llegar 12-12 al último set. Y también hay que pensar que nosotros nos movemos más hacia la de 2008 porque esta Rafa, pero la de este año esta casi a la misma altura. Son muy comparables las dos. Para mí ha sido mejor que ganase Novak porque así Federer no se le va tanto a Rafa. No lo reconocen públicamente, pero creo que los tres piensan que si alguno de ellos esta más acertado que los otros dos en los próximos dos-tres años se pueden llevar el honor de tener más Grand Slams. Eso les motiva.

P: En esa batalla entre Novak, Roger y Rafa con 16, 20 y 18 títulos de Grand Slam, respectivamente, ¿ven algún favorito para ser el que más consiga al final de su carrera?

F: Es muy difícil, pero vengo diciendo desde hace tiempo que si Novak esta al cien por cien es un jugador que puede hacerles mucho daño a los dos en cualquier superficie. En Roland Garros, por ejemplo, Federer no le puede hacer tanto daño a Nadal y Djokovic sí. Por eso creo que tiene más opciones. Físicamente Nole es un jugador fuera de lo normal. Es rápido, explosivo, resistente, muy elástico, no tiene ninguna flaqueza a nivel de golpes, su saque no desborda, pero es muy difícil de leer y sobre todo tiene para mí algo importante, es el mejor restador de todos los tiempos.

C: No veo favorito. Es muy relativo todo. No puedes calcular las posibles lesiones. Mira la oportunidad que tuvo Federer de sacarle seis a Djokovic y ahora esta a cuatro. Novak en su día tuvo un bajón y puede volver a tenerlo. O no, nunca se sabe. Creo que se puede aventurar algo dependiendo de los gustos de cada uno y del jugador que te gusta más. Sí pienso también que esta final le ha hecho mucho daño a Federer.

P: ¿Creen que el número de Grand Slams que tengan al final de sus carreras marcará quién es el mejor tenista de todos los tiempos o eso depende de más cosas que de un número en concreto?

F: Para mí el número que ves al final es la consecuencia de todo lo logrado y de todo lo que se han ganado durante toda su carrera. Si vas al detalle puedes empezar a diferenciar en elegancia con Federer, en batalla y explosividad con Rafa… Pero al final los números son los que mandan.

C: También es relativo. Nadal tiene 18 Grand Slams, pero Djokovic y Federer tienen 5 o 6 Copas de Maestros cada uno. Eso también suma. Pero Rafa a su vez tiene una medalla de oro olímpica y más Copas Davis. Las semanas como número 1 debería contar en esa batalla. No creo que se pueda medir todo por el número de Grand Slams. Seguramente habrá algunos jugadores que no tengan un título tan importante como un grande, pero que no cambien su carrera por la de alguien que ha ganado uno. No hay duda de que los Grand Slams son lo más importante, pero no debería ser así en la cuenta final.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco