Menú

Bautista y Nadal triunfan en Madrid y España ya cuenta con dos manos sus Copas Davis

España conquista su sexta ensaladera gracias a la emotiva victoria de Bautista y la siempre fiable actuación de Rafa Nadal. Canadá, subcampeona.

0
España conquista su sexta ensaladera gracias a la emotiva victoria de Bautista y la siempre fiable actuación de Rafa Nadal. Canadá, subcampeona.
España, una piña | EFE

Igual que allá por 2012, cuando España conquistaba su tercera Eurocopa de fútbol tras tocar el cielo en 2008 con la segunda y en 2010 con su primer Mundial, los más sensatos repetían una y otra vez "valorad esto porque no durará siempre", ahora en 2019, si a un servidor se lo permiten, les diré lo mismo. Valoremos lo que pasó en la Caja Mágica el día 24 de noviembre de 2019 porque el tenis español ganó en Madrid su sexta ensaladera y sí, esta generación de oro no durará siempre.

Se ha repetido una y otra vez que Rafa Nadal no es humano y la verdad es que cada vez que sale a la pista da la razón a los que piensan precisamente eso, que es de otro planeta. Rafa, como le pasó a Clark Kent en la ficción, cayó en un lugar concreto del mundo y por suerte para España no fue en Smallville sino en Manacor y además en el caso del manacorí su historia no es ficción sino real, muy real.

Nadie sabe dónde guardan la nave sus padres, pero lo que es seguro es que, cuando él deje el tenis, España mirará al cielo esperando otra. De momento no hay constancia de que haya caído nada más desde el cosmos y por esa razón la sexta Copa Davis de España, la que lideró el actual número 1 del mundo jugando y ganando todo lo que se le puso por delante, se debe celebrar como si de la última se tratase para los nuestros, porque ojo, podemos tardar mucho en volver a vivir algo así. ¿Que el año que viene Rafa seguirá en activo? Sí, pero el presente es hoy y es mejor vivirlo como tal.

Volviendo precisamente al presente antes mencionado, esta semana histórica para el deporte español ha dejado ocho victorias de Nadal en menos de siete días y encima lo hizo casi siempre bajo presión. Solo ante Croacia en una eliminatoria sin mayor historia, Rafa pudo jugar con tranquilidad. Frente a Rusia el primer día tuvo que empatar la serie. Con Argentina tocó otra vez nivelar fuerzas y ganar el dobles, hecho que se repitió también frente Gran Bretaña en semis. Y ya en la final ante Shapovalov, la presión por ganar el punto definitivo volvió a recaer sobre el manacorí. Ni un fallo, ni un momento de miedo, ni un set perdido en singles. Nadal tuvo que ganarlo todo y lo ganó.

El superhéroe, sus escuderos y el guerrero Bautista

La sexta Copa Davis de España llevará grabada en letras de oro el nombre de Rafa Nadal, pero sería muy injusto no mencionar a los Pablo Carreño, Feliciano López o Marcel Granollers. El asturiano jugó un partido y lo perdió, aunque bien es cierto que lo hizo con problemas musculares. Feli tampoco ganó su individual, pero venció en los dos dobles que tuvo que jugar, y Marcel no falló en los tres partidos que le tocó defender a España en el último turno de cada noche. Son campeones, que nadie lo dude. Pero España no solo tiene cuatro campeones de Copa Davis en la pista sino que tiene siete: Rafa Nadal, Pablo Carreño, Marcel Granollers, Feliciano López, Roberto Bautista, Ximo Bautista y Esther Agut.

¿Quién dijo que los individuales son 1 vs 1? Bautista lo desmintió porque ante Felix Auger Aliassime jugó él en pista y dos más arriba, su madre fallecida hace menos de un año y su padre, también fallecido el pasado jueves. Sus lágrimas tras ganar el primer punto de la final por 7-6 y 6-3 son propias de un guerrero, otro más para una generación tenística española maravillosa.

2000, 2004, 2008, 2009, 2011 y 2019. España ya luce seis ensaladeras en su palmarés. En 2020, vuelta a la Caja Mágica. ¿Habrá una séptima? Si es por Rafa Nadal, sí, no lo duden.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios