Menú

La Copa Davis de España, de Nadal y de la familia Bautista Agut

El tenista de Castellón perdió a su padre el pasado jueves, volvió para estar con el equipo el sábado y ganó el primer punto de la final del domingo

0
El tenista de Castellón perdió a su padre el pasado jueves, volvió para estar con el equipo el sábado y ganó el primer punto de la final del domingo
Bautista, emocionado | EFE

Dicen que en los individuales solo se puede jugar uno contra uno, pero a veces eso no es cierto. Hay varios casos en la historia del deporte que demuestran que a veces los protagonistas de los relatos más épicos tienen algo más que trasciende lo material y va al terreno de lo espiritual.

En el año 1996, la estrella del baloncesto Michael Jordan ganó un anillo de la NBA declarando tras la final que había "visto la imagen de su padre sobre la pista". El patriarca de la familia Jordan había muerto en un asalto en agosto de 1993. Jordan transformó su dolor en motivación y a él le dedicó uno de los triunfos más importantes de su carrera deportiva. Los grandes del deportes, pese a ser extraterrestres en su oficio, no dejan de ser humanos en el día a día y viven de sensaciones.

Se alimentan de nervios, ansiedades, motivaciones, sueños, recuerdos y personas que los quieren, algo que puede expresar perfectamente el tenista español Roberto Bautista. El jugador castellonense perdió a su madre el año pasado y en este 2019, justo en plena disputa de la Copa Davis, perdió a su padre.

Roberto debutó el lunes con España, volvió a jugar el miércoles y ya en la mañana del jueves tuvo que marcharse a Castellón por el fallecimiento de su progenitor. Bautista, como es lógico, no estuvo en la eliminatoria de cuartos del viernes ante Argentina, pero en el equipo español ya avisaron de la posible presencia el sábado de Roberto. Así fue. Bautista, aún con la muerte de su padre reciente llegó a la Caja Mágica, escuchó el himno junto a sus compañeros y vio toda la serie ante Gran Bretaña desde el banquillo. Una frase de un miembro del equipo español resume a Roberto Bautista: "No sabéis lo fuerte que es". Ya de por sí su sola presencia junto al equipo era una declaración de intenciones y fortaleza por parte del guerrero Bautista, pero lejos de quedarse ahí le dijo a su capitán, Sergi Bruguera, que estaba preparado para jugar la final.

Brugera aceptó, puso al número 9 del mundo contra Félix Aliassime y a la pista saltaron dos Bautistas y una Agut: Roberto Bautista, su padre Ximo Bautista y su madre Esther Agut. Jugando con tres en pista, uno abajo y dos arriba, Roberto ganó con autoridad al canadiense y gracias a él la sexta Copa Davis de España se empezó a materializar. Si esta Copa Davis de España tuvo como protagonista a Nadal, espero que me permitan rectificar levemente porque la sexta ensaladera de nuestro país, aparte de todo el equipo español formado por Feliciano López, Granollers y Pablo Carreño, también la ganó la familia Bautista Agut.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios