Menú

Recomendaciones deportivas de LD durante la cuarentena por el coronavirus: 'Wimbledon' (XXXIV)

Sergio Valentín continúa en LD su serie de recomendaciones de películas, series y documentales de temática deportiva durante la cuarentena.

0
Sergio Valentín continúa en LD su serie de recomendaciones de películas, series y documentales de temática deportiva durante la cuarentena.
Kristen Dunst, en las gradas de Wimbledon. | Imagen TV

Hay que ver de todo, ¿verdad? A veces a uno no le apetece ver una película que opta a los premios más prestigiosos o que cosecha las mejores críticas. A veces uno quiere sentarse en el sofá, descansar y desconectar con una película entretenida y que sea fácil de ver. Y ahí encaja Wimbledon, el amor está en juego, una cinta romántica muy agradable protagonizada por Paul Bettan —popular años más tarde por su papel de Visión en Los Vengadores— y Kirsten Dunst —conocida actriz desde su niñez y que, para mí, siempre será la auténtica Mary Jane Watson, novia de Peter Parker, Spiderman—.

wimbledonelamorestenjuego-470530851-larg
Cartel de la película

Los dos actores interpretan a dos tenistas que van a disputar el prestigioso torneo de Wimbledon. La cuestión es que lo hacen con ambiciones opuestas. Paul Bettany es Peter, un tenista británico veterano que ocupa un puesto del ranking muy bajo y que ya está pensando más en retirarse que en cumplir con un papel digno. Kirsten Dunst es Lizzie, una joven estadounidense que sube como la espuma y que aspira a ganar el torneo. ¿Qué sucede? Pues lo típico. Se conocen y el jugueteo inicial, para pasar el tiempo entre partido y partido, da paso a un romance que le va a venir, deportivamente, muy bien a Peter y muy mal a Lizzie.

La película tiene momentos graciosos, con la peculiar familia de Peter, los partidos de tenis son entretenidos pese a que pecan de cierta ingenuidad y hay momentos interesantes, como el impacto que se produce cuando la prensa se entera de la relación entre los dos tenistas.

La popularidad que gana el romance cuando se hace público, la amistad del protagonista con un buen tenista alemán... Pese a la poca complejidad del guión, la película deja una sensación agradable, el suspense es manejado correctamente, el protagonista resulta una figura simpática, lo mismo que su pareja. Por todos estos elementos, concluyo opinando que es una película para distraerse principalmente y que tiene su interés. Ahí gana protagonismo Sam Neill (Jurassick Park), que da vida al padre de Lizzie.

Aparece un actor popular de Juego de Tronos. Está Nikolaj Coster, el mejor amigo tenista de Peter. Está Bernard Hill, conocido por El Señor de los anillos, y Jon Favreau, también bastante conocido por Los Vengadores. Lo dicho, una película para pasar la tarde agradable.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios