Menú

Rafa Nadal se sincera junto a Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya'

Rafa fue el protagonista en Mi casa es la tuya, donde se sinceró y dejó varios titulares.

0
Rafa fue el protagonista en Mi casa es la tuya, donde se sinceró y dejó varios titulares.
Rafa se sincera junto a Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya' | EFE

Rafa Nadal fue el protagonista en Mi casa es la tuya donde concedió una jugosa entrevista a Bertín Osborne. Nadal se sinceró y dejó varios titulares. Reconoció que fue tenista gracias a su tío Toni, pero que los entrenamientos eran muy duros, a veces demasiado. Habló sobre las molestias que tuvo tras el confinamiento, sobre un momento clave en su carrera -que estuvo a punto de truncarse- y también dio su opinión sobre la gran final de Roland Garros de este año donde destrozó en tres mangas a Novak Djokovic.

Las dichosas molestias tras el confinamiento: "El parón por el confinamiento le fue bien a mis rodillas, pero no a mi pie. Se me quedó destrozado y pasé tres meses jodidillo yendo a Barcelona a hacerme tratamiento. Iba a entrenar y no podía moverme. No me acuerdo de lo que es jugar sin dolor".

El momento de crisis de la temporada pasada: "Me dio un bajón y estuve pensando en no jugar durante cinco meses. Es que había tenido muchas lesiones en 2018 y el 2019 había empezado igual. Un día llevaba cinco minutos entrenando con Carlos en Manacor y le dije 'hasta aquí'. Nos fuimos a andar a las montañas. Mi equipo me ayudó a tomar la decisión difícil de pelear. Meses después ganaba Roland Garros, US Open y terminaba como número uno".

La solución a un problema que pudo cortar su carrera: "En 2005 algunos médicos me dijeron que no podrá volver a jugar a una intensidad alta. La solución me la dio el doctor Maceiras y me fui a Portland para que me hicieran unas zapatillas a medida para que entraran las plantillas. Si en esa época me dicen que iba a jugar hasta los 26 años, lo firmo".

La gran final de este año en Roland Garros: "Jugué el mejor partido el día que más lo necesitaba. Es, sin duda, una de las mejores finales que he jugado. Las condiciones eran más favorables a Djokovic por eso él era más favorito que yo. Luego, todo salió de una manera que no se podía esperar".

¿Se divierte Rafa jugando al tenis? "A veces me divierte jugar y a veces no. A mí lo que me gusta es competir y si no tengo dolores, me divierto. El tenis es mi trabajo, pero es cierto que ahora me divierto mucho más entrenando que hace 11 años. Si un día entreno mal, no me voy a casa preocupado".

La vital importancia de su tío Toni: "Si soy tenista es por él, porque yo me divertía más jugando a fútbol porque jugaba con mis amigos. De hecho, me ponía más jugando al fútbol que al tenis. Mi tío me entrenó desde los siete años con seriedad para que fuera un jugador profesional destacado y yo no podía tomármelo de otra manera".

La tremenda exigencia de los entrenamientos de Toni: "Los entrenos eran intensos. Mi tío me apretaba tanto a nivel tenístico como emocional. Pasé momentos difíciles porque tensaba la cuerda y, a veces, la tensas demasiado. Aguanté todo lo que tenía que aguantar".

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios