Menú

Las denuncias de Putintseva y Badosa durante la cuarentena en Australia: una habitación sin ventana y con un ratón

47 tenistas obligados a confinarse tras tres positivos en un avión. No entienden el cambio en la normativa y las condiciones en las que viven.

0
47 tenistas obligados a confinarse tras tres positivos en un avión. No entienden el cambio en la normativa y las condiciones en las que viven.
Putintseva, durante un partido. | Instagram

Yulia Putintseva, número 28 de la clasificación individual de la WTA, ha compartido varios momentos de su confinamiento obligatorio en Australia. La tenista está compartiendo la habitación de hotel que le han asignado con un ratón, tal y como se puede apreciar en las imágenes que ella ha difundido.

putientsieva.jpg
La tenista entrenando en su habitación

La cuestión es que, como ella cuenta, ha estado al menos dos horas intentando cambiar de habitación y claro, Yulia no puede salir debido a la cuarentena y aislamiento que tiene que pasar. "¡Hace 2 horas que intento cambiar de habitación! Y nadie vino a ayudar debido a la situación de cuarentena", ha escrito. "Lo que no entiendo es porque nadie nos dijo que si una persona a bordo daba positivo en el avión deberíamos estar aislados. Creo que lo hubiera pensado dos veces antes de venir aquí, tuiteó Putintseva.

Son momentos de mucha confusión tras la detección de tres positivos en dos aviones en los que iban 47 tenistas que van a participar en varios torneos, incluyendo el Open de Australia, el primer grande de la temporada. 131 personas relacionadas con el torneo están aisladas y entre esas 47, además de Yulia Putintseva, está la española Paula Badosa que ha explicado lo mismo en la Cadena Ser. "Nos explicaron que si alguien de tu equipo o la otra jugadora con la que ibas a entrenar, sí te quedabas en cuarentena. La cuestión es que ha dado positivo una persona con la que no me he cruzado ni he estado cerca en ningún momento. Aunque hayamos dado negativo, tenemos la obligación de estar dos semanas encerrados en una habitación".

"Solo puedo abrir la puerta o la habitación cuando me dejan la comida. No tengo espacio. No tengo una bicicleta para hacer ejercicio y así va a ser muy complicado. Yo ahora mentalmente estoy como en una película", ha explicado.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios