Menú

Wozniacki sale al paso de las acusaciones de amaño

En vísperas de su debut en el Masters de Doha, la danesa Carolina Wozniacki se ha defendido de las acusaciones sobre su sospechosa retirada en primera ronda del torneo de Luxemburgo, la semana pasada, en un encuentro que ganaba por 7-5 y 5-0.

Wozniacki, de 19 años y número cuatro del mundo, alegó una lesión muscular para abandonar su partido contra la luxemburguesa Anne Kremer. Según dice, porque en ningún caso hubiera podido competir en la segunda ronda.

Aquella retirada, que ella disculpó como un gesto de buena voluntad hacia su rival para que continuara en competición, levantó sospechas de connivencia con los apostantes y la Asociación de Tenis Femenino (WTA) ha abierto una investigación sobre el incidente.

"No hice nada malo. Estaba lesionada", ha declarado Wozniacki en el Khalifa Tennis Center de Doha, que acoge desde este martes el Masters femenino. "No tenía ninguna posibilidad de acabar el partido, por eso decidí parar. No tengo nada que ver con las apuestas. Jamás apuesto, estoy en contra de las apuestas", ha dicho la jugadora danesa de origen polaco.

Wozniacki ha recordado que al día siguiente de aquel partido fue al hospital para someterse a un escáner. "El médico me dijo que tenía un estiramiento y que un solo punto más podría haberme acarreado una lesión más grave. Para el torneo fue bueno que ella (Kremer) pudiera tener un partido más al día siguiente".

"Aunque yo hubiera vencido, no hubiera podido jugar en segunda ronda", ha asegurado la tenista danesa, que este miércoles debutará en el Masters de Doha frente a la número uno mundial, la rusa Dinara Safina, en el Grupo Blanco.

 

Temas

0
comentarios

Servicios

  • Radarbot
  • Biblia Ilustrada
  • Libro