Menú

Yao Ming y McGrady dan el segundo punto a los Rockets e Indiana empata la serie ante Boston

El pívot chino Yao Ming surgió con su mejor partido de la temporada y el alero Tracy McGrady recordó que es una estrella para que los Houston Rockets volviesen a sorprender a los Dallas Mavericks y lograsen el segundo triunfo consecutivo en la primera eliminatoria de los playoffs de la Conferencia Oeste. Por su parte, el veterano Reggie Miller logró anotar los puntos decisivos con los que los Indiana Pacers consiguieron empatar a 1-1 la eliminatoria ante los Boston Celtics.

0
El pívot chino Yao Ming surgió con su mejor partido de la temporada y el alero Tracy McGrady recordó que es una estrella para que los Houston Rockets volviesen a sorprender a los Dallas Mavericks y lograsen el segundo triunfo consecutivo en la primera eliminatoria de los playoffs de la Conferencia Oeste. Por su parte, el veterano Reggie Miller logró anotar los puntos decisivos con los que los Indiana Pacers consiguieron empatar a 1-1 la eliminatoria ante los Boston Celtics.
Nuevo triunfo de los Rockets. EFE
L D (EFE) Ming y McGrady se combinaron para aportar 61 puntos y los Rockets derrotaron 113-111 a los Mavericks y los dejó con la ventaja de 2-0 y podría completar la barrida en su campo cuando dispute el tercero y cuarto de la serie al mejor de siete. El tercer partido se jugará el próximo jueves en el Toyota Center y el cuarto el sábado. Ming con 33 puntos fue una fuerza imparable bajo los aros y McGrady aportó 28, incluida la canasta que les dio el triunfo a los Rockets cuando faltaban sólo dos segundos para el final del tiempo reglamentario.
 
Si el triunfo en el primer partido de la eliminatoria generó cierta sorpresa, la victoria lograda en el segundo no lo fue porque Ming estuvo casi perfecto en los tiros a canasta y sólo falló uno de campo de los 14 que hizo con 7 de 7 desde la línea de personal. Ming, que también aportó ocho rebotes y puso dos tapones, tuvo el apoyo de McGrady, que anotó 10 de 19 tiros de campo y 7 de 8 desde la línea de personal, repartió 10 asistencias y capturó ocho balones bajo los aros. McGrady se hizo presente en defensa al poner tres tapones y recuperar tres balones, siendo una auténtica pesadilla para la defensa de los Mavericks.
 
Por si todo lo anterior no hubiese sido suficiente, McGrady volvió a surgir en el momento clave, cuando sólo faltaban dos segundos para finalizar el tiempo reglamentario, y anotó la canasta decisiva que rompió el empate a 111-111 y le dio a los Rockets el segundo triunfo consecutivo en la serie. McGrady, recordando a la figura de Michael Jordan, se dio cuenta que su equipo lo necesitaba y cuando con 5:36 minutos para que finalizase el partido iban abajo en el marcador 95-102, abrió una racha de seis canastas consecutivas que iban a establecer la diferencia para los Rockets, que han ganado nueve partidos consecutivos. Junto a Ming y McGrady, el alero reserva Jon Barry aportó 16 puntos, el base Bob Sura logró 14 tantos y el escolta Mike James sumo 10 para completar la lista de cinco jugadores que tuvieron doble dígitos para los Rockets y dejaron a su equipo con un 54,8 por ciento de acierto en los tiros de campo por un 50,8 de los Mavericks.
 
El alero alemán Dirk Nowitzki recuperó su condición de líder de los Mavericks pero sus 26 puntos (8 de 21 tiros de campo, sin ningún triple, y 10 de 12 desde la línea de personal), no fueron suficientes para evitar la segunda derrota consecutiva del equipo de Dallas bajo la dirección del nuevo entrenador Avery Johnson. Otros cinco jugadores encabezados por el alero Josh Howard, que consiguió 17 puntos, anotaron en doble dígitos para los Mavericks, sin embargo, el equipo de Dallas que en los últimos partidos de la temporada regular había realizado una gran defensa, ante los Rockets volvieron a su tradicional filosofía de centrarse sólo en el ataque. El problema para los Mavericks fue que nunca se imaginaron que Ming en lugar de ser una muralla china se convirtió en una fábrica de hacer puntos, mientras que McGrady se encargó de las genialidades y del arte de encestar las canastas que sólo las estrellas pueden conseguir para definir los partidos.
 
Boston Celtics - Indiana Pacers (79 – 82)
 
El veterano escolta Reggie Miller tiene todo listo para retirarse de la competición activa después de 18 temporadas de profesional, pero todavía le queda la magia y el toque único en su muñeca para anotar los puntos decisivos con los que los Indiana Pacers consiguieron empatar a 1-1 la eliminatoria de la fase final ante los Boston Celtics. Miller, de 39 años, volvió a ser el jugador perfecto que responde bajo presión y con 28 puntos, incluida la canasta decisiva con 37 segundos para el final del tiempo reglamentario, permitió que los Pacers ganasen 82-79 a los Celtics en el segundo partido de la eliminatoria que disputan al mejor de siete.
 
El triunfo también permitió a los Pacers quitarle a los Celtics la ventaja de campo que ahora tendrán cuando el próximo miércoles disputen en el Conseco Fieldhouse de Indianápolis el tercer partido. La reacción de Miller, que anotó 9 de 18 tiros de campo, incluidos tres triples, y 7 de 8 desde la línea de personal, se dio después que los Celtics con el escolta Paul Pierce imparable habían logrado un parcial de 27-17 en el tercer cuarto y colocarse con ventaja en el marcador 65-64.
 
Pero el ataque de los Celtics no quiso seguir siendo el protagonista positivo y en el cuarto periodo sólo anotaron 10 puntos, para permitir que los Pacers con Miller y el alero Stephen Jackson entrasen de nuevo en el partido y lograsen los 18 con los que iban a lograr un triunfo de oro para recuperarse de la paliza de 102-82 que sufrieron en el primer encuentro de la eliminatoria. Tampoco tuvieron los Celtics en Pierce y en el reserva Ricky Davis al Miller de los Pacers para que pudiesen anotar los puntos en los momentos decisivos y las tres últimas oportunidades que tuvieron de empatar o ganar el partido las fallaron.
 
El decisivo iba a ser el de Pierce con 3,2 segundos para finalizar el partido, un intento de triple desde muy lejos que simbolizo la derrota de su equipo. Pierce con 33 puntos, siete rebotes y cinco asistencias fue el máximo encestador para los Celtics, que sólo tuvieron un 38,8 por ciento de acierto en los tiros de campo por el 41,4 de los Pacers, que en el primer cuarto alcanzaron la efectividad del 64,3. El alero Antoine Walker aportó 19 puntos para ser el junto con Pierce los dos únicos jugadores de los Celtics que tuvieron doble dígitos en el apartado de las anotaciones. El pívot Raef LaFrentz, que en el primer partido fue el líder del ataque de los Celtics con 21 puntos, en el segundo sé quedó con sólo tres después de fallar los cuatro tiros que hizo a canasta.
 
Tampoco lo hicieron mucho mejor los Pacers, pero tuvieron a los aleros Stephen Jackson y Jermaine O'Neal con 20 y 13 puntos, respectivamente, para ayudar a la victoria. El base Anthony Johnson aportó nueve puntos con siete rebotes, siete asistencias y tres recuperaciones de balón para ser el jugador más completo de los Pacers.
 

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios