Menú

Alemania deja en paños menores a Salgado y los funcionarios perdonan el café

Primera prueba y primer suspenso. Bruselas ve insuficiente el plan de ajuste español, que queda a la altura del betún tras el programa alemán. Dentro de nuestras fronteras, los funcionarios se manifiestan contra el recorte salarial y Zapatero se acerca a sus amigos sindicalistas.

LORENZO RAMÍREZ
0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Prensa Económica, Bruselas pide más Es la Mañana de Federico

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Prensa Económica, Bruselas pide más" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tienes alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
Sección con "Salsa y Picante" del diario El Economista | Pepe Farruqo



El mes de junio comienza del mismo modo que concluyó mayo, con la economía española al borde del colapso, la desconfianza en la solvencia de las finanzas públicas en máximos históricos, un desempleo galopante, una carencia absoluta de reformas estructurales y un Gobierno que da palos de ciego a pesar de las amenazas de sus jefes europeos.

España está intervenida y ha suspendido el primer examen: nuestro plan de ajuste de 15.000 millones no sirve, hay que sacar la tijera con más decisión y dejar de despilfarrar el dinero algo que ni PSOE ni PP comprenden.

Al mismo tiempo, dentro de nuestras fronteras, el presidente está negociando la reforma laboral con sus amigos de CCOO y UGT, lo que hace temer lo peor. Una modificación de la normativa que sea aprobada por los sindicatos será un fracaso desde su nacimiento. La condición indispensable para albergar algo de esperanza es que Méndez y Toxo se opongan al decreto que presente el Gobierno, de esa forma Yogui y Bubu dejarán de robarnos los emparedados cuando vayamos al bosque.

Y por si todo esto fuera poco, los funcionarios salen del letargo en el que han estado sumidos desde hace tres años (cuando comenzó la crisis económica en España con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria). No hay nada como tocar el sueldo de los empleados del sector público para que se monten algaradas en las calles.

Es respetable que este colectivo se manifieste, no voy a decir yo lo contrario, pero es totalmente criticable que amenacen con trabajar menos y ser menos eficientes. La mayoría de los funcionarios trabajan mucho y cobran poco, facilitan la vida a los ciudadanos y siempre acaban pagando los desfalcos del Gobierno de turno.

Pero hay otros –los menos- que manchan el nombre de los demás, son esos que sostienen que “el cafelito hay que tomárselo bien” cuando a uno le bajan el sueldo, como dicen en la admisión de urgencias de un hospital de Madrid. Esto es servicio público, sí señor, menuda jeta.

Los diarios económicos se hacen eco de esta realidad y la llevan a sus portadas con grandes titulares. Así Expansión revela que “Bruselas exige más ajustes a Zapatero”. El Eurogrupo pide medidas adicionales al plan de 15.000 millones, con una mayor reducción del gasto y reformas de calado en el mercado de trabajo y en el sistema de pensiones, entre otras.

El tema también preocupa a Cinco Días, pero destaca más el ajuste presentado por Alemania: “Merkel mete el ‘tijeretazo’ a la banca, las nucleares, funcionarios y parados”. El económico de Prisa está molesto porque la canciller hace los deberes y Salgado no. Es la clásica argumentación del vago: insultar al buen estudiante por sacar buenas notas. Sin embargo en el Editorial dice que "Alemania marca la pauta a seguir". El diario está a favor y en contra, así no se equivoca.

Precisamente, en su sección de Opinión, el diario salmón dice que el programa alemán para reducir el gasto en 80.000 millones es un “arma de doble filo” porque perjudica al resto de socios europeos. Resulta que si Merkel reduce el déficit y la deuda los inversores comprarán deuda germana y rechazarán la española... hay que ver qué malos son ¿verdad?

Mientras, la desconfianza del mercado en la solvencia de España está en máximos, con una “prima de riesgo que ha superado los 200 puntos” y una “Bolsa que ha caído un 26% en lo que va de año”. Pero, a pesar de ello, la culpa la tiene Alemania, según el medio prisáico. Es como cuando la ministra de Economía de Francia criticó a los alemanes porque trabajan mucho, son productivos y venden barato. Insisto, el argumento del mal alumno, que no va a clase, suspende y encima insulta a los demás.

Finalmente, El Economista señala que “el Eurogrupo exige a España nuevas medidas de ahorro a partir de 2011”, mientras “Merkel exhibe el mayor ajuste desde la II Guerra Mundial”. Alemania no es la única, porque Reino Unido también se va a ajustar el cinturón. En una entrevista David Cameron, nuevo premier británico admite que “vienen años de sufrimiento”.

Aunque el titular de portada es para el presidente del Gobierno y sus compañeros de CCOO y UGT, a los que no hace tanto tiempo pedía su “cariño”. El diario dice que “Zapatero consulta con los sindicatos la reforma laboral para evitar la huelga general”. No confundir con el paro de los funcionarios que se ha convocado para el día de hoy, que sirve a la sección “Salsa y Picante” del periódico para ironizar sobre los dos tipos de funcionarios que hay en España: los trabajadores y los caraduras:

 

Fuente: El Economista (Salsa y Picante)

Temas

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Javier Somalo: '#IglesiasSacrifícateTú'
    2. Libertad Digital y esRadio se plantan ante la censura informativa del Gobierno de Pedro Sánchez
    3. El PSOE se revuelve porque "ya interioriza el hundimiento como algo irreversible"
    4. "La izquierda no soporta ser culpable y arma un 11-M al revés. Pásalo"
    5. ¿Cuándo podremos salir de casa? Los 6 gráficos clave para predecir el fin del confinamiento
    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios