Menú
 
(Libertad Digital) El Gobierno tilda de “brillante” el futuro de la economía nacional, pese a que la confianza de los consumidores ha marcado su mínimo histórico, el paro ha registrado el peor dato mensual de su historia, la Bolsa sufre su segunda peor caída del año, la morosidad hipotecaria amenaza con duplicarse y cae la producción industrial, entre otras alertas. Caldera y Zapatero sortean la crisis con "mirada positiva". Pero nada más.
 
El Gobierno en su conjunto, con el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, a la cabeza, mantiene una visión optimista sobre la evolución que experimentará la economía nacional en los próximos meses. Pese a reconocer “el mal dato de paro” registrado el pasado mes de enero, con una aumento de 132.000 personas (el peor dato mensual de la historia del INEM), afirma que éste volverá “a recuperarse a partir de febrero”. La razón, según Caldera, consiste en que la cifra de desempleo está “muy relacionada con el sector inmobiliario, que está sufriendo una ajuste intenso y fuerte porque no se pueden construir 700.000 viviendas al año. Eso tiene un límite”, advirtió.
 
Un optimismo que también exhibe el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la carta de presentación del programa. Tras repasar lo que considera los logros económicos de la legislatura, asegura que "ahora tenemos capacidad de respuesta para el periódico que pueda durar esta coyuntura". Zapatero también promete que "nadie quedará abandonado a su suerte".  
 
Hasta hace escasas fechas, el Gobierno tildaba de “aterrizaje suave” la desaceleración que vive la construcción en España. Mientras, diversos analistas del sector estiman que los pisos iniciados oscilarán entre las 350.000 y 400.000 unidades el presente año. Sin embargo, “no hay preocupaciones mayores que la necesidad de articular sistemas que permitan reincorporarse a sectores de actividad a personas que pierdan el empleo del sector inmobiliario”, según Caldera. En este sentido, el Ejecutivo pretende aprobar un plan de reinserción laboral la próxima semana.
 
De hecho, el ministro no ha dudado en señalar que “la sociedad española tiene un futuro brillante por delante y está bien preparada para el futuro”. Pese a ello, la jornada ha estado marcada por la aparición de nuevos indicadores negativos sobre la evolución de la economía española. El Índice de Producción Industrial, ha caído un 2,4% en diciembre, según los datos del INE.
 
Mientras, el encarecimiento de los precios y el aumento del paro ha limado la confianza de los consumidores. Según explicó el presidente del ICO, Aurelio Martínez, en enero, el indicador de confianza del consumidor (ICC-ICO) retrocedió 1,4 puntos respecto a diciembre y se situó en 70,9 puntos, la más baja desde el cuarto trimestre de 2004, primer periodo del que se tienen datos. El aceite de girasol, la leche esterilizada y la harina de trigo fueron los alimentos que más se encarecieron en enero respecto al mismo mes de 2007, con incrementos que oscilan entre 33% y el 20%, según el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Ante estas cifras, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, ha descartado la preocupación del Gobierno porque, según dice, "lleva cuatro años preparándose".
 
El pasado jueves, el índice de precios al consumo armonizado alcanzó su máximo histórico. El Instituto Nacional de Estadística (INE) adelantó el dato del IPC armonizado, que avanzó hasta el 4,4% el pasado enero. El ministro de Economía, Pedro Solbes, consideró entonces que la mala situación económica se “está exagerando”.
 
Sin tiempo para tomar aire, el paro daba un nuevo sobresalto este lunes con el mayor incremento mensual de la serie histórica. El primer mes de 2008 dejaba en las listas de los Servicios Públicos de Empleo un saldo de 2.261.195 parados, 80.000 más que al comienzo de la legislatura. Ante tales cifras, el líder del PP, Mariano Rajoy, calificó de “dramático” que se crearan "4.400 parados al día". No obstante, el PSOE sigue hablando de pleno empleo, uno de los "motivos para creer" en Zapatero, según reza uno de los lemas de campaña presentados por los socialistas este lunes.
 
Sin embargo, según fuentes consultadas por Libertad Digital, la evolución negativa que está experimentando el paro a lo largo de los últimos meses, puede ocasionar que la tasa de morosidad crediticia se duplique a finales de 2008 hasta situarse en una cuota próxima al 1,4%. La guinda en materia económica la ha puesto el mercado bursátil. Así, la Bolsa ha sufrido este martes un nuevo crash al ceder un 5,19% en su segunda peor caída del año. La incertidumbre de los inversores ante la posibilidad de que EEUU entre en recesión ha lastrado al selectivo español (IBEX) hasta los 12.800 puntos. Los sectores financiero y construcción han sido los más afectados por esta nueva caída.
 
Por último, según el Índice de Gestión de Compras (PMI), el índice de crecimiento de la economía española se desplomó en enero, con un ritmo de contracción que no se había registrado desde los ataques terroristas del 11-S en Estados Unidos. El PMI de todos los sectores españoles registró en enero la mayor caída mensual en los ocho años de historia del índice al registrar 46,3 puntos frente a los 50,7 de diciembre (un índice inferior).
 
Pese a todo, los malos datos macroeconómicos no parecen mover un ápice el discurso en positivo que ofrece el PSOE acerca del panorama nacional.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso