print
AUNQUE TENDRÁ "SUAVES EFECTOS INFLACIONISTAS"

Caldera reconoce haber retrasado la promesa de los 400 euros por las elecciones

El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, ha reconocido que la propuesta socialista de devolver 400 euros del IRPF a los asalariados puede tener "suaves efectos inflacionistas". Hace tan sólo 20 días, el Gobierno rechazó una propuesta similar presentada por CiU en el Parlamento. Según ha reconocido Caldera, la rechazaron porque "nos reservábamos esa propuesta para el foro adecuado: la elaboración del programa electoral".

Noticia publicada el 30-01-2008

LD (Agencias) En una entrevista concedida a Onda Cero, Caldera insistió en que cree que estos efectos "serán muy suaves", pero indicó que esto es "mejor" que el hecho de que la tasa de crecimiento de la economía descienda "de forma fuerte" por el impacto que pueda ocasionarle la crisis de los mercados internacionales originada en Estados Unidos. "Y si para ello tenemos alternativas para evitarlo, y ésta es una de ellas, lo aplicamos", apuntó el ministro.

Preguntado sobre por qué el Gobierno rechazó una propuesta similar de CiU en el Congreso de los Diputados para reducir las retenciones por IRPF y unas semanas después el PSOE plantea una rebaja de este impuesto, Caldera indicó que "nos reservábamos esa propuesta para el foro adecuado, la elaboración del programa electoral".

"Nosotros ya sabíamos que teníamos que hacer esa propuesta, qué quiere, era un compromiso que iba a ser discutido en nuestra conferencia política", afirmó Caldera. Esta afirmación contrasta con las argumentaciones ofrecidas por Pedro Solbes aquel día en la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados. El vicepresidente afirmó que "la idea de rebajar las retenciones no es buena en este contexto, porque esa bajada de retenciones haría que tuviéramos más demanda interna y más presiones inflacionistas".

Según Caldera, el PSOE ha elegido la fórmula de las retenciones porque se puede aplicar desde junio y porque tiene "criterios universales" y beneficia a todos los ciudadanos de forma progresiva. Indicó que el PSOE lleva trabajando en esta hipótesis "hace ya tiempo", y que se ha concretado en las últimas semanas para incentivar el consumo y ayudar a los pensionistas y a las personas con ingresos "razonables, pero moderados" a hacer frente a las subidas de precios.

Preguntado sobre por qué no beneficia a los autónomos, Caldera explicó que la mayoría de los autónomos pagan el IRPF por un sistema de cuotas, que permite incorporar a la declaración los incrementos de los precios que hayan experimentado los elementos con los que trabajan. Sin embargo, indicó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dejó abierta la posibilidad de que los trabajadores por cuenta propia se acojan a la medida en un futuro.

Rechazó las criticas de la oposición a la medida y, concretamente, acusó al PP de "cara dura" por plantear una rebaja fiscal que cuesta "25.000 millones de euros" y es "imposible de creer". Respecto al desempleo, aseguró que es "posible" que las tasas de paro suban "transitoriamente", aunque indicó que no cree que el incremento sea "tan grave".



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados