print
EL GOBIERNO INYECTARÁ 600.000 MILLONES DE DÓLARES

La economía china apenas crecerá entre un 5% y un 7% en 2009

El PIB de China no sólo crecerá por debajo del 10% en 2008, sino que apenas aumentará entre un 5% y un 7% en 2009, según los analistas. El Gobierno chino acaba de anunciar un plan de estímulo económico para invertir casi 600.000 millones de dólares hasta 2010.

Noticia publicada el 10-11-2008

(Libertad Digital) El PIB de China se situará por debajo del 10% en 2008, por primera vez desde 2002. Sin embargo, la economía del gigante asiático corre el riesgo de sufrir una "severa" desaceleración en 2009, según el prestigioso economista jefe de CLSA Asia Pacific Markets, Eric Fishwick. Un frenazo mucho mayor del que estaría dispuesto a reconocer el Gobierno de Beijing.
 
Así, según un reciente informe de esta compañía financiera, el PIB chino apenas avanzará un 5,5% en 2009. Y ello, pese a las agresivas medidas económicas aprobadas por el Ejecutivo. El analista señala que el consumo de electricidad ha caído en octubre por primera vez en la última década. Más del 70% de la electricidad generada en China es consumida por la industria, de modo que tal descenso indicaría una contracción de la producción.
 
Por ello, CLSA ha rebajado la previsión de crecimiento para este país desde el 8% hasta el 5,5% para el próximo año. Tal previsión se ha elaborado teniendo en cuenta la aprobación de una "amplio y agresivo plan de estímulo fiscal" por parte del Ejecutivo, cuyo impacto será muy limitado, según indica Fishwick.
 
Sin embargo, no es una opinión aislada. China podría sufrir el próximo año el ritmo más lento de crecimiento de las dos últimas décadas debido al desplome de las exportaciones hacia la UE y EEUU. Así, las últimas previsiones elaboradas por Credit Suisse, Deutsche Bank y Royal Bank of Socotland (RBS) coinciden en rebajar el avance del PIB chino hasta el 7,5% en 2009, informa Bloomberg.
 
De hecho, los analistas de RBS no descartan un crecimiento próximo al 5% para 2009. Además, el plan de estímulo fiscal del Gobierno no podrá evitar una desaceleración más profunda, según Ha Jiming, economista jefe de China International Capital Corp. en Beijing. En concreto, este analista avanza un aumento del PIB del 7,3% el próximo año.
 
La economía china ha experimentado un crecimiento medio próximo al 9,9% durante los últimos 30 años. Sin embargo,  la restricción del crédito (credit crunch) que se está produciendo a nivel global amenaza con hundir "bruscamente las exportaciones" del gigante asiático, principal motor de la economía china, tal y como advierte Wang Tao, economista de la entidad UBS.
 
El Gobierno aprueba un plan de estímulo económico
 
En este sentido, se confirman los planes del Gobierno chino para tratar de estimular su economía, debido a la recesión que amenaza a los países del G-15 y a la fuerte desaceleración económica que sufre el gigante asiático.
 
El Consejo de Estado (Ejecutivo) chino anunció este domingo una inyección de 586.000 millones de dólares hasta finales de 2010 para facilitar la inversión y el consumo interno y contrarrestar los efectos de la crisis financiera internacional.
 
Dicha cifra representa casi la quinta parte de los 3,3 billones de dólares de Producto Interior Bruto (PIB) de China en 2007. El plan supone un esfuerzo para afrontar el contexto económico internacional adverso mediante el fomento de la demanda interna.

La decisión, anunciada por el Consejo de Estado, fue aprobada tras la reunión del Ejecutivo el miércoles presidida por el primer ministro, Wen Jiabao. En su portal de Internet, el Ejecutivo chino afirmó que China adoptará una política fiscal proactiva.

La medida de estímulo de su economía doméstica se produce menos de una semana antes de que Wen viaje a Washington acompañando al presidente, Hu Jintao, para participar en la cumbre del G-20.
 
El gobernador del banco central chino, Zhou Xiaochuan, afirmó en Brasil que la mejor manera para estabilizar la economía china es impulsar la demanda interna. Según el Ejecutivo chino, la inversión estatal será parte de un plan de estímulo económico destinado a impulsar el crecimiento económico.
Infraestructuras
 
Reducción fiscal para las empresas

Gran parte de la inversión se destinará a infraestructuras y a la reconstrucción en la provincia de Sichuan afectada por el terremoto. Además, el Gobierno chino desarrollará la reforma del Impuesto del Valor Añadido (IVA) para reducir la carga impositiva de las empresas.
 
En concreto, China anunció este lunes que igualará su impuesto sobre el valor añadido para todas las empresas del país a partir del 1 enero de 2009, una medida que permitirá una reducción de 17.575 millones de dólares (13.665 millones de euros) en la carga fiscal que soportan dichas compañías durante el próximo año.

Según informó la agencia oficial de noticias china, Xinhua, la decisión se adoptó durante una reunión del Consejo de Estado (Ejecutivo), en la que se adoptaron diversas medidas relacionadas con dicho impuesto, así como con otros vinculados al consumo y a los negocios.

China reducirá las restricciones crediticias y de financiación para aumentar la inversión y hacer frente así a la recesión económica mundial fomentando la demanda interna.
 
El paquete de medidas destinadas a estimular la economía abarcará hasta 2010 a diez programas de impulso a la vida de la población como viviendas para las rentas más desfavorecidas, infraestructuras rurales, red de transporte, ecología, innovación tecnológica y reconstrucción posterior a los desastres naturales.

El techo crediticio de la banca comercial será también suprimido a fin de canalizar más préstamos hacia proyectos prioritarios, en el interior del país, pymes, innovación tecnológica, fusiones y adquisiciones.
 
La bolsa abraza las medidas
 
El índice general de la Bolsa de Shanghai cerró este lunes con una subida del 7,27 por ciento y remontó hasta los 1.874,80 puntos, influenciado por el nuevo paquete de medidas que anunció el Consejo de Estado (Ejecutivo) para fomentar la inversión y el consumo interno y contrarrestar la crisis mundial.

El volumen de negocios fue de 56.867 millones de yuanes (6.495 millones de euros, 8.330 millones de dólares), cerca del doble de lo que venía alcanzando en las últimas semanas, y muy por encima de los 28.642 millones de yuanes del viernes pasado (3.290 millones de euros, 4.196 millones de dólares).

Gracias a estas medidas, el principal indicador chino consiguió remontar hasta acercarse a la línea psicológica de los 1.900 puntos, aún por debajo de los 2.000 enteros considerados semanas atrás por los analistas como señal de alarma para una intervención oficial, pero muy por encima de los 1.747,71 puntos del viernes.

La Bolsa de Shanghai alcanzó su máximo histórico en octubre de 2007 al superar los 6.000 puntos, pero desde entonces ha caído más del 72 por ciento, el peor comportamiento de todos los mercados asiáticos en lo que va de año, después de bajar sólo en octubre pasado el 25 por ciento, su peor mes desde 1994.


Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados