Joan Clos, ministro de Industria.
print
PIDE QUE LAS RELACIONES ECONÓMICAS CON EEUU FUNCIONEN MEJOR

Clos advierte un recalentamiento en la economía española y considera que somos "un país de alpargata"

Ante los representantes de la Cámara de Comercio, Joan Clos ha reconocido que la economía de España importa productos de los países pobres para ayudarles y para "que tengamos un mundo en Paz". También insinuó en presencia del presidente de la cámara de comercio americana que la Copa del América en Valencia servirá para que los estadounidenses sepan señalar a España en el mapa. Además ha destacado que la economía española sufre un "recalentamiento" y hace muchos esfuerzos para dejar de ser "un país de la alpargata". Con todo, pidió que las malas relaciones políticas que mantiene el Gobierno con EEUU no influyan en las económicas.

Noticia publicada el 12-04-2007

LD (EFE) El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, ha abogado por que las relaciones políticas entre Estados Unidos y España, "que no son las más dulces de la Historia", no interfieran en las relaciones económicas y por que ambos países se esfuercen para que funcionen "lo mejor posible".

En un encuentro con representantes de la Cámara de Comercio Americana en España, Clos admitió que existe un "recalentamiento" de la economía española "con una inflación que está bastante por encima de la media de la UE".

En cuanto a la inmigración, el ministro afirmó que España "está compensando la debilidad demográfica con la fortaleza inmigratoria", y añadió que "esto no es fácil de manejar". Clos incidió en que la inversión española en el exterior "no se hace para reducir costes, sino para ganar mercados", ya que tiene como destino países emergentes para los productos españoles como Europa, Estados Unidos, Latinoamérica y África.

Además, aseguró que la globalización, "si se quiere ser optimista, sirve para llevar a cabo un reequilibrio mundial, es un pacto de los países desarrollados con los no desarrollados". En este sentido, subrayó que "aceptamos importar los productos de los países pobres para que crezcan y así tengamos un mundo en paz", y añadió que "transferimos riqueza a países que no la tienen y admitimos el movimiento de sus poblaciones".

De forma irónica, Clos dijo ante los representantes de la Cámara de Comercio Americana que confía en que la celebración de la Copa del América en Valencia sirva para que los estadounidenses sepan dónde está situada España. También mostró su esperanza en que Estados Unidos "detecte" el esfuerzo que está realizando España "para pasar de ser un país de la alpargata a pintar un poco", aunque admitió que el mercado estadounidense es "difícil y muy competitivo".

En su opinión, España ha pasado de ser "un país marginal a ser atractivo y admirado por su capacidad para responder ante los retos". Además, intervino en el acto el presidente de la Cámara de Comercio Americana en España, Jaime Malet, quien señaló que el coste del despido en España es "aún demasiado elevado" y añadió que la "muy reducida" movilidad geográfica impide una asignación más productiva de la mano de obra. Malet "recordó" que España acumula décadas de mala imagen como país para hacer negocios, algo que la sigue "minando" actualmente. Asimismo, criticó la reforma fiscal por considerarla "insuficiente" y auguró que la rebaja del Impuesto sobre Sociedades no atraerá más inversión.


Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados