Luis Berenguer, presidente de la CNC. (Archivo)
print
ESPERANZA AGUIRRE NEGOCIA LA LIBERALIZACIÓN

Competencia apuesta por la libertad de horarios comerciales para frenar los precios

El presidente de la Comisión Nacional de la Competencia, Luis Berenguer, ha señalado que la fuerte subida del IPC representa una "ocasión única" para derogar la ley que limita la apertura de grandes centros y la libertad de horarios. Berenguer opina que nuestra legislación es "negativa para los intereses de los consumidores" e incapaz de "resolver los problemas de los pequeños comerciantes". Este lunes el diario Negocio publicaba que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, negocia con la patronal una nueva regulación para liberalizar el comercio en la región.

Noticia publicada el 12-11-2007

LD (EFE) Según el presidente de la CNC, la Ley de Ordenación del Comercio Minorista supone un "trasvase" de rentas de los consumidores a favor del pequeño comercio, del que consigue la licencia o del que ya está instalado. Pese a que la Comunidad de Madrid ya se plantea una reforma para ampliar el horario comercial, según publica este lunes Negocio, en opinión de la CNC es una situación "injusta" que, "extrañamente", recibe el apoyo de "muchos" y que los partidos políticos no quieren tratar en un momento preelectoral.
 
"Sorprendentemente", advierte este organismo, hay "pocas voces" que transmitan que incrementar la oferta puede conllevar precios más bajos, o que la libertad de horarios comerciales repercutirá "favorablemente" en el aumento de las opciones de los consumidores y en la creación de empleo.

Paralelamente, la restricciones comerciales han producido un cambio de formato -"de gran superficie al supermercado"-, mientras que los pequeños comerciantes siguen desapareciendo, explicó. Luis Berenguer estima que "pocas veces podrán encontrarse ejemplos de una legislación tan negativa para los intereses de los consumidores y que se haya evidenciado tan incapaz de resolver los problemas del colectivo protegido, los pequeños comerciantes", afirmó.

Por ello, el que se haya disparado el índice de precios al consumo, unido a la necesidad de incorporar a la legislación nacional la Directiva de Liberalización de Servicios, constituye para Berenguer una "ocasión única" para derogar esa legislación comercial restrictiva de la libertad de establecimiento o de libertad de horarios. Al suprimir las limitaciones comerciales se incrementará la competencia y se reducirán los precios, pronosticó.

Esta tarea de promoción de la competencia ha de convertirse en una actividad primordial de la Comisión de Defensa de la Competencia, "y a ella deberemos dedicar nuestros mejores recursos", indicó. Al respecto, precisó, que la Comisión Nacional de la Competencia no es la desaparecida Junta Superior de Precios, ni tiene la función de "vigilar" los incrementos de precios. "Nosotros perseguimos si se producen coordinaciones de conductas para facilitar o propiciar comportamientos" de precios y "no les debe quedar ninguna duda a los infractores que actuaremos con firmeza", añadió.

"Por ello no están desencaminados quienes piensan que cuando un sector incrementa al unísono e idénticamente los precios muy por encima de los que pudiera estar justificado por el aumento de los de las materias primas, puede existir algún tipo de coordinación que debe ser perseguida por las normas de la competencia", dijo.

En este sentido, recordó que la "mayor parte" de las empresas sancionadas por prácticas contrarias a la libre competencia son pequeñas empresas y que no todos los cárteles que han pactado precios en España han sido multados.


Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados