print
OCUPA EL PUESTO 149 DEL MUNDO, SEGÚN EL BM Y PWC

Contra la empresa: España impone la cuarta peor fiscalidad de la UE sobre las compañías

El Banco Mundial (BM) y la agencia PriceWaterhouseCoopers (PWC) han elaborado un informe sobre la fiscalidad a las empresas de 178 países, con un criterio que comprende todas las cargas que tiene que soportar las compañías, que ha llamado Tipo Total de Impuestos (TTI). España ocupa un mal lugar, ya que es cuarto de la Unión Europea por la cola y puesto 149 del mundo. La fiscalidad que recae sobre las empresas, sumados Sociedades, Seguridad Social, IVA y Patrimonio, el 62,0 por ciento de los beneficios. El informe respalda el sentido de las reformas propuestas por Rajoy.

Noticia publicada el 03-12-2007

LD (José Carlos Rodríguez) El Banco Mundial ha adoptado la metodología elaborada por PWC para observar la fiscalidad sobre las empresas en todo el mundo, para acuñar el concepto del Tipo Total de Impuestos (TTI). Según el organismo, "El TTI mide la cantidad de todos los impuestos y contribuciones obligatorias soportadas por las empresas en el segundo año de operación, expresada como porcentaje de los beneficios comerciales".
 
Con ese criterio, el TTI de España alcanza el 62,0 por ciento sobre los beneficios, lo que coloca a nuestro país en el cuarto puesto por la cola en el Tipo Total de Impuestos elaborado por el Banco Mundial y PriceWaterhouseCoopers (PWC). Sólo Bélgica, Francia e Italia tienen fiscalidades más agresivas con las empresas, con un 64,3, 66,3 y 76,0 por ciento respectivamente. Alemania apenas supera el 50 por ciento (50,8), el Reino Unido tiene un TTI del 35,7 por ciento e Irlanda es el país de la Unión Europea que, con un 28,9 por ciento, ofrece una fiscalidad menos gravosa sobre las compañías.
 
El informe también tiene en cuenta otros factores más allá del coste fiscal. Así, recuenta el número de pasos que hay que seguir para cumplimentar los impuestos, y el tiempo destinado a hacerlo. Por lo que al último se refiere, la situación de España es sólo ligeramente mejor, ya que las empresas destinan de media casi 300 horas a estar a bien con Hacienda; en concreto 298. 129 al IVA, 134 a la Seguridad Social y 36 al Impuesto de Sociedades. Donde España ocupa un puesto de privilegio es en el escaso número de pasos que hay que realizar para cumplir con Hacienda. Son 8, lo que nos lleva a compartir el décimo puesto del mundo con el Reino Unido, Portugal, Ecuador y Nueva Zelanda.
 
Reformas positivas
 
El informe del BM y PWC, que se llama Paying Taxes 2008. The Global Picture, hace recuento de las reformas que se han efectuado en los últimos años. Así, "desde 2005, ha habido 90 reformas en 65 economías". Esta experiencia muestra que hay cuatro reformas que sobresalen como las más exitosas. Son: "Introducir el cumplimiento online, combinar impuestos, simplificar la administración de los impuestos y reducir los tipos y ampliar la base impositiva".
 
El estudio recoge el testimonio de una empresaria sueca, que ha declarado a los autores que: "En Suecia pagamos impuestos online. El impuesto de sociedades, el impuesto sobre el valor añadido, las contribuciones a la Seguridad Social y el impuesto de Patrimonio se rellenan en un impreso. ¿No lo hace todo el mundo así?". En absoluto es así, y eso que el informe concluye que reducir el coste de cumplimentar impuestos "es una estrategia ganadora para los gobiernos".
 
Simplificar el impuesto paga: "Los países con unas leyes impositivas más claras incrementan sus ingresos en un 6 por ciento de media", según Paying Taxes 2008, que incide en que "la razón es que las empresas tienen menos incentivos para esconder sus ingresos". Por otro lado, "los altos impuestos pueden expulsar a las empresas al sector informal", por lo que rebajar la fiscalidad sobre las empresas es una buena idea. Y pone el ejemplo de Grecia, que "vio cómo se incrementaban los ingresos por sociedades del 4 al 5 por ciento del PIB tras haber reducido el tipo de Sociedades en 2005".
 
La reforma de Rajoy
 
Este análisis refuerza el sentido de las reformas fiscales anunciadas por Mariano Rajoy, y que él consideró "la mayor reforma fiscal de la democracia". Aunque lo poco que detalló de la misma hizo referencia al IRPF, con la ampliación del mínimo exento a quienes generen una renta de 16.000 euros anuales o menos, hizo mención de la necesidad de reducir la fiscalidad sobre las empresas en un mundo globalizado, y la de hacerla más sencilla. Por otro lado Juan Costa hizo mención recientemente a que una rebaja de tipos no tiene porqué ir acompañada de una caída en la recaudación. De hecho, como pudo saber Libertad Digital, el PP trabaja con el recuerdo de que "las rebajas de impuestos se recuperan a través de un incremento de la actividad económica del 30 por ciento".


Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados