Menú

Corbacho prevé que el paro subirá en cerca de 130.000 personas en enero

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, afirmó este lunes que el paro seguirá subiendo en 2010, pero de forma "más atenuada" que en 2009.

0

Durante una entrevista en la Cadena Ser, Corbacho señaló que la destrucción de empleo fue "muy potente" en 2009 porque fue el año del "epicentro de la crisis económica" y cuando ésta tuvo sus efectos más devastadores sobre el empleo.

En opinión de Corbacho, tras dos años y medio de crisis, la salida "no será tan rápida" desde el punto de vista del empleo, ni en España ni en el resto de Europa y sus efectos durarán más de un año y medio. El ministro auguró una subida del paro en enero de este año, porque es un mes en el que "históricamente se pierde empleo" y la media del paro es de unas 67.000 personas.

No obstante, auguró que la situación de enero de este año "se parecerá más" a la que había en 2008 (en ese año el desempleo subió en 132.378 personas en el mes) que a la de 2009 (cuando aumentó en 198.838).

Preguntado por la economía sumergida, dijo que no se debe "negar la realidad" y que existe "desde los Reyes Católicos", aunque no se pueda medir formalmente. En este sentido, dijo que la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, "tiene razón, y yo también" porque existen estudios internacionales que citan uno u otro porcentaje, y el valor es "el que cada uno le quiera dar".

Comparecencia en el Congreso

Por otro lado, Corbacho, anunció este lunes que 282.000 personas se han beneficiado ya de la prestación de 421 euros para los trabajadores que han agotado la prestación o el subsidio por desempleo desde el 1 de enero de 2009 y carezcan de rentas superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Durante su comparecencia ante la Comisión de Trabajo e Inmigración del Congreso de los Diputados, señaló que el programa extraordinario tiene una "duración limitada a 6 meses" y busca dar una respuesta adecuada "a los parados más golpeados por la crisis".

El ministro insistió también en el impacto positivo de la medidas aprobadas por el Gobierno para el mantenimiento y el fomento del empleo recogidas en la ley de medidas urgentes de fomento del empleo, entre las que destacan las que favorecen los Expedientes de Regulación de Empleo (EREs) de suspensión frente a los de extinción.

Así, reveló que el crecimiento medio de las suspensiones, desde que las medidas entraron en vigor en marzo de 2009, ha sido del 1.100%, frente al comportamiento a la baja de las extinciones. "Esto supone que más de 362.000 trabajadores se han beneficiado de la suspensión de empleo como alternativa al despido", señaló.

Además, explicó que 400.000 desempleados se han beneficiado de la eliminación del periodo de espera de un mes para acceder al subsidio por desempleo, evitando de esta forma "situaciones de desprotección". Asimismo, recordó que el Ejecutivo ha incrementado la dotación presupuestaria para el pago de las prestaciones por desempleo con la aprobación de un crédito extraordinario de más de 16.700 millones.

Comparece tarde y mal

La mayoría de los grupos políticos en el Congreso han reprochado al ministro la falta de medidas concretas para combatir la destrucción de empleo, el "laconismo" de su discurso y la "tardanza" en su comparecencia en la Comisión de Trabajo.

El diputado del PP, Ignacio Echániz, criticó que el ministro no haya comparecido en el Congreso desde agosto, a pesar de que la preocupación por el paro alcance al 79% de los españoles según los últimos datos del Barómetro del CIS, que lo haya hecho "con prisas", ante la publicación este viernes de la Encuesta de Población Activa (EPA).

Echániz acusó a Corbacho de no haber hecho "absolutamente nada" para crear puestos de trabajo y le reprochó que sólo haya dicho "cuatro generalidades", al tiempo que le recordó el elevado número de despidos por Expedientes de Regulación de Empleo.

Dijo que el PP ha presentado más de 50 iniciativas, por lo que "animó" a Corbacho a que "las lea, las apruebe y las ponga en marcha", y subrayó que el PP no ha pedido abaratar el despido, "sino la contratación", y que también ha solicitado rebajar las cotizaciones sociales, mejorar el autoempleo y que se facilite liquidez a las pymes.

El diputado de CiU Carles Campuzano también criticó que Corbacho no haya "marcado una posición de su política ante la gravísima crisis", y le recordó su compromiso de presentar ante la Cámara un informe sobre el sistema de bonificaciones o sobre las medidas de fomento del empleo de los jóvenes.

Advirtió de que "la recesión laboral" no ha finalizado y aseguró que "no hay una transformación del modelo productivo sin reformas a fondo en el mercado de trabajo", por lo que pidió una reforma laboral que no sea "tímida".

Aludió al "ostracismo" y a la "falta de medidas" del Gobierno para combatir el paro y dijo que no se puede llegar a tasas de desempleo cercanas al 20% porque "generaría unos costes terribles" y supondrían "condenar a una generación de jóvenes a empleos de mala calidad".

Por su parte, el diputado del PNV Emilio Olavarría criticó el "laconismo" de Corbacho y recordó que hay 22 medidas objeto de negociación en las mesas del diálogo social, de las que el Gobierno no ha adoptado ninguna para afrontar y frenar el paro.

En representación de ERC-ICV-IU el diputado Gaspar Llamazares calificó la intervención de Corbacho de "corta y escasa en propuestas". Llamazares aseguró que si no se aborda la destrucción de empleo, la propuesta del cambio de modelo que pide el Gobierno "será solo ciencia ficción y escapismo", al tiempo que consideró imprescindible prorrogar las medidas de protección por desempleo.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia