Menú

Depresión en España: PIB negativo y paro superior al 25% hasta 2012

¿Recesión? España se enfrenta más bien a una depresión económica en toda regla. Según el último informe de R.R de Acuña & Asociados sobre el sector inmobiliario, el PIB seguirá registrando tasas negativas hasta 2012, con un paro estructural superior al 25%.

0

Nada tiene que ver las declaraciones oficiales del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con las estimaciones de los expertos. Así, mientras que el presidente asegura que la recesión "será menor en España" que en el resto de la UE y que la economía "no se está hundiendo", el Anuario Estadístico del Mercado Inmobiliario Español de R.R. de Acuña & Asociados alerta de una realidad muy distinta.

La caída de la construcción, principal motor económico del país durante la última década, tendrá tintes dramáticos para la economía y el paro nacional, en ausencia de las profundas reformas que precisa el país.

"La situación actual del mercado es de sobre-oferta". La comparación entre oferta (1.629.509 pisos en venta) y demanda (218.428 ) determina unos "stocks de viviendas nuevas vacías puestas a la venta de una cuantía tal, que para poder disolver dichos stocks con los niveles de demanda del año 2008 harían falta 7 años", según estos expertos. Como resultado, el precio de la vivienda caerá hasta 2011.

"Por lo tanto, debemos de considerar que para que el sector inmobiliario pueda reactivarse y comenzar a ejercer efectos positivos sobre la economía se necesitarán, como mínimo, del orden de 6 ó 7 años. Según la posición que adoptemos, más optimista o más pesimista, estaríamos entre el año 2013 y 2016, todo ello condicionado siempre a las condiciones del mercado, en particular de la fluidez y disponibilidad, que se produzcan a partir de ahora en el crédito".

El peso total de la edificación, directo e indirecto a través de su efecto multiplicador (por el efecto arrastre en otras industrias), sobre el PIB en el año 2007 era de 17,5% (7 puntos directos y 10,5 puntos indirectos por razón del multiplicador). "En los momentos actuales su peso está alrededor del 13/14% del PIB, de ahí entre otros efectos, la dura contracción que se ha producido en el PIB y en el empleo".

El efecto de la construcción de la promoción de viviendas sobre el PIB no es, sin embargo, instantáneo, sino que, por las características propias del proceso productivo de la construcción, se reparte de la siguiente forma entre los dos años que en promedio dura el proceso completo de edificación de una vivienda, según señala el informe:

1. "La edificación de una promoción de viviendas, en cuanto a su efecto directo sobre el PIB, actúa de la siguiente forma: un 35% de su efecto directo total lo repercute el primer año de iniciación de la obra y un 65% el segundo año en ejecución de obra".

2. "El efecto indirecto de una promoción de viviendas vía multiplicador actúa un 25% (aproximadamente) durante el primer año de inicio de la obra; un 100% el segundo año de ejecución; y un 25% el siguiente año posterior a la finalización de la obra".

Así, teniendo en cuenta estos desfases o retardos en cuanto al impacto de la construcción de viviendas sobre el PIB y sobre el empleo, y dada la fuerte caída en la iniciación de nuevas obras de edificación de viviendas, "en el año 2011 el peso total de la construcción podría estar entorno al 2/4%, lo que significa una dura contracción para el PIB de más de 10 puntos, considerando el volumen y el peso del resto de variables constantes".

De este modo, el estudio, el más completo a nivel nacional en este ámbito, advierte de que España registrará una contracción del PIB hasta 2012. "Según nuestros cálculos, considerando cierta recuperación para el año 2011 en Europa, los efectos contractivos de la edificación determinarán el siguiente desarrollo:

El que siga produciéndose una fuerte contracción en el año 2010 viene determinado porque hacia la mitad de dicho año se producirá el punto más bajo de actividad inversora y edificadora y de sus materiales.

Esta contracción del PIB, dado que el sector de edificación es muy artesanal, causará la siguiente secuencia de variación del empleo:

Una destrucción laboral de tal magnitud se traducirá en una tasa de paro superior al 25% a finales de 2010. Sin embargo, puesto que la contracción económica se mantendrá hasta 2012 y, en todo caso, el crecimiento será inferior al 2,5% en 2013 (1,1%, según estas previsiones), España se enfrenta a un paro estructural de entre el 25% y el 30% en los próximos años.

"Los resultados en cuanto al crecimiento del PIB a partir del año 2010 serán mejores o peores, según evolucione la economía europea, que a su vez dependerá de las políticas económicas que se apliquen para reactivarla y de cuándo inicie la economía americana su reactivación", añade el informe. Ahora bien, "según las previsiones de la Unión Europea, del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de la ONU, la reactivación de la economía de la UE no se iniciará antes del 2011 y, en todo caso, España lo hará después".

¿Optimismo en el Gobierno? Según los últimos informes de peso conocidos en los últimos días, como el de Variant Perception, el del banco UBS o el de R.R. de Acuña, no dan lugar a atisbo alguno de conformismo y frivolidad en este ámbito, tal y como expresa el Ejecutivo. Y es que, de cumplirse tales pronósticos, la recesión amenaza con convertirse en una depresión económica en toda regla.

En Libre Mercado

    Servicios