Menú

Díaz Ferrán se enreda en su laberinto: se va el que jugaba a la lotería con sus empresas

El presidente de CEOE no quería soltar el sillón, pero los dirigentes de la organización le han obligado a convocar elecciones. Es el tema principal de los diarios económicos, que aplauden la decisión de Díaz Ferrán, al que llamaba"querido Gerardo" el ministro Blanco.

0
El presidente de CEOE no quería soltar el sillón, pero los dirigentes de la organización le han obligado a convocar elecciones. Es el tema principal de los diarios económicos, que aplauden la decisión de Díaz Ferrán, al que llamaba"querido Gerardo" el ministro Blanco.

¡Por fin se va Díaz Ferrán! Todos los diarios especializados en noticias económicas celebran la decisión del presidente de la patronal CEOE (el sindicato de las empresas, para que ustedes me entiendan) de convocar elecciones en la organización. A pesar de que se había agarrado con fuerza al sillón -el que en otros tiempos era llamado por el ministro Blanco "querido Gerardo"-  no ha podido mantenerse al frente de CEOE por las ocho causas que tiene abiertas con la justicia por sus desmanes y fracasos empresariales.

El presidente de la patronal debía haberse marchado hace meses, cuando se descubrió que había quebrado la aerolínea Air Comet y debía las nóminas de los últimos meses a los empleados de la compañía. Un escándalo que se unió al hundimiento de Viajes Marsans y que supuso el fin de la credibilidad de Díaz Ferrán como buen gestor. De hecho, al grito de "golfo" y "ladrón" sus antiguos trabajadores le mostraron su indignación por ocultarles información de la situación real de la empresas, y vender billetes cuando sabía que la continuidad de la aerolínea estaba en peligro.

Aunque lo más indignante fue la última explicación que ha dado Díaz Ferrán a la quiebra de Air Comet. El máximo responsable de CEOE consideró que dirigir una compañía es como "jugar a la lotería", de forma que si -como era su caso- se tienen varias empresas a cargo, es posible que quiebre alguna de ellas: "Si llevas muchos números, a veces te toca", dijo.

Lejos quedan ya los tiempos en los que Díaz Ferrán defendía "un paréntesis" en la economía de mercado para lograr que los contribuyentes sufragaran los gastos empresariales a través de los impuestos, o cuando alababa al ministro de Industria, Turismo y Comercio Miguel Sebastián, por su "acierto y eficacia" al frente de Industria.

"Nos consta tu buen hacer y esfuerzo para encontrar las mejores soluciones a esta difícil coyuntura económica", llegó a decir el presidente de CEOE a Sebastián en un acto celebrado en EEUU, con la mirada puesta en la salida de Viajes Marsans de Argentina y la posibilidad de obtener ayudas públicas para la empresa, que finalmente no consiguió.

Su última actuación fue en la negociación de la reforma laboral en el marco del diálogo social, pero también fracasó en su intento por defender una flexibilización del mercado que pudiera aumentar la competitividad de la economía española. Más bien se le enfrió la cena en el Palacio de la Moncloa y le tomaron el pelo los líderes de UGT y CCOO, con la inestimable colaboración del Gobierno.

Hoy, las portadas de los diarios salmón muestran un mensaje unánime: Díaz Ferrán debe marcharse para regenerar la CEOE. Sin embargo, les avanzo que es posible que se vuelva a presentar como candidato, ya que no lo ha descartado todavía y en este culebrón hay más trampas que en una película de chinos.

Así, Expansión considera que "se abre la guerra por el poder" en la patronal y anuncia una "lucha en la sombra para lograr el codiciado sillón". Los candidatos, de momento, son Santiago Herrero -jefe de la confederación andaluza-, Juan Rosell -de la patronal catalana, antaño liberal y ahora independentista estatutario- y el tapado Jesús Banegas -de la patronal de las empresas de electrónica y telecomunicaciones-. En su Editorial, el periódico dice que "CEOE necesita recuperar la credibilidad".

Cinco Días, por su parte, explica que "Díaz Ferrán capitula y adelanta elecciones" y señala que "se enreda en su laberinto". El económico de Prisa asegura que convoca elecciones por la "presión creciente de los hombres fuertes de la CEOE, que consideran que la situación empresarial y personal de Díaz Ferrán perjudica gravemente la posición institucional de la patronal en momentos decisivos como los que encara hoy la economía".

Finalmente, El Economista destaca que "Díaz Ferrán dice que se va por la persecución del Gobierno". Tremenda justificación e increíble a partes iguales, ya que a Zapatero le ha venido muy bien tener a un presidente de CEOE tan débil en medio de la negociación con los sindicatos y en pleno proceso de demonización empresarial. No se pierdan la broma gráfica del diario, que enlaza este tema con las primarias del PSOE: aparece Zapatero gritando: "¡¡¡TRINI!!! ¡¡¡ Hay otro puesto donde quiero que te presentes... a ver si esta vez ganamos!!

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD